Crecimiento de producción china de acero crudo se ralentizará a 3,1 pct en 2014: CISA

martes 14 de enero de 2014 10:52 GYT
 

PEKIN (Reuters) - El crecimiento anual de la producción de acero de China se ralentizaría en 2014 a un ritmo de alrededor de 3 por ciento y llegaría a 810 millones de toneladas como resultado de cambios en la estrategia económica del país, dijo el jefe del organismo de la industria de acero de China.

La producción china de acero ha trepado a casi la mitad del total mundial en las últimas dos décadas como resultado de un crecimiento económico acelerado.

Pero ahora el gobierno está determinado a eliminar una capacidad excesiva que pesa sobre el sector, además de reducir la dependencia general del país en la industria pesada.

La producción en los primeros once meses de 2013 llegó a 712,9 millones de toneladas, 7,8 por ciento por encima del año anterior, según las últimas cifras de la oficina de estadísticas de China.

Sin embargo, Xu Lejiang, el nuevo presidente de la Asociación de Hierro y Acero de China (CISA, por sus siglas en inglés), dijo que la era de crecimiento acelerado en la industria acerera de China ya había concluido, lo que agudizó el enfoque en problemas persistentes como el exceso de capacidad.

"Con el avance continuo de la urbanización, la demanda de producción de acero seguirá viendo cierta cantidad de crecimiento, y prevemos que la producción de acero llegará a 810 millones de toneladas y la demanda aparente a 750 millones de toneladas en 2014, con un alza de alrededor de 3,1 por ciento", dijo el domingo en una declaración para los miembros de la asociación.

"Sin embargo, debido al exceso de capacidad, una ralentización en el crecimiento en la inversión en activos fijos y en el crecimiento de la demanda de productos refinados, es improbable que la situación del exceso de suministro cambie mucho", dijo Xu.

Según una transcripción del discurso publicada en el sitio oficial de CISA en la red (www.chinaisa.org.cn), Xu dijo que es probable que las ganancias en el sector permanezcan bajas en el futuro cercano, con costos ambientales y de materias primas que seguirían creciendo y una cada vez mayor competencia desde otros países emergentes que producen acero.

(Reporte de David Stanway)