Repunte de bonos de zona euro se globaliza con regreso de acreedores cautos

martes 14 de enero de 2014 15:07 GYT
 

Por Jamie McGeever

LONDRES (Reuters) - La mejoría de los bonos soberanos de los países de la periferia de la zona euro es un fenómeno global impulsado por inversores de todo el mundo, seducidos por rendimientos relativamente altos en una etapa de retornos bajos e inferiores a la inflación.

Esto es significativo porque disipa temores de que la crisis del euro haya generado una "balcanización" de los mercados de bonos europeos, donde la única demanda real en algunos países provino de bancos nacionales e inversores locales cuando la inversión extranjera decayó.

Los bancos domésticos siguen siendo grandes tenedores de bonos de deuda soberana -una cuota récord en el caso de los prestamistas portugueses y casi récord en Italia-, pero han dejado de estar solos a medida que el sistema financiero de la región mejora.

Pacific Investment Management Company, LLC (PIMCO), el fondo de bonos más grande del mundo, tiene la posición más importante de la historia en títulos de la periferia de la zona euro, en tanto que inversores japoneses han comprado bonos españoles e italianos a un ritmo que no se veía desde hace cinco años.

La estabilización de la economía y del sistema bancario de la zona euro hicieron que fondos del mercado estadounidense incrementaran su posicionamiento en instituciones financieras europeas en un 11 por ciento en el cuarto trimestre del 2013, de acuerdo a Moody's.

Súmese la disminución del riesgo de una fractura de la zona euro y la perspectiva de más acciones del Banco Central Europeo para contrarrestar una inflación extremadamente baja, y el dinero procedente del exterior comenzó a fluir.

"Estamos sobreponderados en Italia y España, los mercados más líquidos", dijo Andrew Balls, jefe de gestión de carteras europeas en PIMCO y supervisor de un equipo que maneja 400.000 millones de dólares.

Balls dijo que la posición de PIMCO en estos bonos no implica la "máxima" sobreponderación debido a la valuación y a preocupaciones sobre cómo estos países van a reducir su deuda en los próximos años, con un bajo crecimiento económico que probablemente no se acelerará significativamente.   Continuación...