Fisher de Fed dice no dudará en votar para reducir compras de bonos

martes 14 de enero de 2014 15:59 GYT
 

DALLAS, EEUU (Reuters) - La Reserva Federal debería reducir sus compras de bonos lo más rápido posible, incluso si hacer eso provoca una caída en las bolsas, porque más compras conllevan riesgo inflacionario y dificultan un eventual retiro de las políticas monetarias laxas, dijo una importante autoridad de la Fed.

Richard Fisher, presidente de la Fed de Dallas y uno de los funcionarios más duros contra la inflación, aseguró que con las continuas compras de bonos del Tesoro y activos respaldados por hipotecas se corre el riesgo de alimentar una burbuja de precios de los activos, aunque resaltó que esa burbuja aún no existe.

"No dudaría en apoyar una continua reducción del volumen de nuestras compras de activos mientras la economía real esté creciendo, el desempleo cíclico esté disminuyendo y la deflación conducida por la demanda siga siendo un pequeño riesgo de cola", dijo Fisher en comentarios preparados para entregar en la Asociación Nacional de Directores Corporativos.

"Votaría para continuar las reducciones de nuestras compras de activos, apuntando a eliminarlas completamente en la fecha viable más próxima", agregó.

La Fed se encuentra en el segundo año de su tercera ronda de alivio cuantitativo, medidas extraordinarias que apuntan a presionar a la baja los costos del endeudamiento a largo plazo para impulsar la creación de empleo y el crecimiento económico.

El mes pasado, respondiendo a un fortalecimiento en el mercado laboral, las autoridades de la Fed decidieron reducir las compras mensuales de bonos en 10.000 millones de dólares, a 75.000 millones.

También señalaron que probablemente culminarían con las compras de deuda en su totalidad a finales de este año, pero prometieron mantener las tasas de interés bajas por mucho tiempo más para continuar apoyando al crecimiento.

Fisher dijo que estaba satisfecho con la decisión de comenzar a reducir el programa, aunque habría preferido recortar hasta 65.000 millones de dólares mensuales para finalizarlo mucho más rápido.

(Reporte de Ann Saphir; editado por Hernán García)