Bank of America reporta alza de ganancias y va dejando atrás la crisis financiera

miércoles 15 de enero de 2014 12:08 GYT
 

Por Peter Rudegeair y Anil D'Silva

(Reuters) - Bank of America Corp informó el miércoles que su ganancia trimestral subió en casi 3.000 millones de dólares porque las ventas crecieron y las pérdidas hipotecarias disminuyeron con fuerza, en la señal más clara hasta ahora de que el banco se está sacudiendo el impacto de la crisis financiera.

El segundo mayor banco de Estados Unidos ha estado sufriendo bajo el peso de créditos hipotecarios de mala calidad que asumió cuando compró Countrywide Financial Corp en 2008, justo antes de que la crisis de vivienda derivara en un colapso bancario.

La adquisición le ha costado a Bank of America más de 45.000 millones de dólares en amortizaciones y acuerdos judiciales.

El banco anunció el miércoles pérdidas del cuarto trimestre en su unidad de hipotecas de 1.100 millones de dólares, lo que se compara con un resultado negativo de 3.700 millones de dólares en el mismo período de 2012.

Durante el año pasado, el banco llegó a varios arreglos que sumaron más de 5.000 millones de dólares con el Gobierno de Estados Unidos y el gigante de las hipotecas Fannie Mae.

Muchos de los gastos asociados a la crisis están bajando, pero además los ingresos del banco están subiendo, más de un 14 por ciento a 22.320 millones en el trimestre, si se excluyen ajustes contables.

Un aumento de los ingresos ha sido una de las prioridades del presidente ejecutivo, Brian Moynihan, durante el año pasado.

Las ganancias atribuibles a los accionistas ascendieron a 3.180 millones de dólares, o 29 centavos de dólar por acción, desde los 367 millones dólares, o 3 centavos por acción, del mismo trimestre del 2012.   Continuación...

 
Una cajero automático en una sucursal de Bank of America se muestra en la foto en Burbank, California. Bank of America Corp, el segundo mayor banco de Estados Unidos, reportó un incremento de ocho veces en sus ganancias del cuarto trimestre, impulsado por una fuerte caída de sus provisiones para cubrir préstamos incobrables. Foto de archivo del 9 de agosto de 2011. REUTERS/Fred Prouser