15 de enero de 2014 / 22:25 / hace 4 años

Brasil sube fuertemente la tasa de interés pese a debilidad de la economía

3 MIN. DE LECTURA

Por Alonso Soto

BRASILIA (Reuters) - El Banco Central de Brasil mantuvo un agresivo ritmo de endurecimiento monetario el miércoles para controlar un avance de la inflación, pese a que la mayor economía de América Latina está luchando para ganar impulso.

El comité de política monetaria del Banco Central, conocido como Copom, votó unánimemente por elevar la tasa Selic a un 10,50 por ciento desde un 10 por ciento, llevando el costo del dinero a su mayor nivel en dos años.

La mayoría de los 44 economistas encuestados por Reuters habían anticipado un aumento de la tasa del 0,25 por ciento, pero en el mercado de futuros la mayor parte de los operadores apostaban por un incremento mayor.

En la declaración que acompañó la decisión el banco central cambió ligeramente la redacción: reiteró que el alza de las tasas de interés formaba parte de un proceso de ajuste iniciado en abril del año pasado, pero agregó que la decisión fue tomada en "este momento".

Antes, el breve comunicado había sido interpretado como una señal de que el banco aún no estaba listo para realizar una pausa en el ciclo de endurecimiento monetario, pero la mención temporal puede ser una señal de que el organismo podría desacelerar el ritmo de aumentos de la tasa más adelante.

Hasta la semana pasada, los operadores y economistas estaban convencidos de que el Banco Central iba a desacelerar el ritmo de alzas de tasas, para evitar que la economía se debilitara en un año en el que se espera que la presidenta Dilma Rousseff busque la reelección.

Sin embargo, un sorpresivo aumento de precios en diciembre que llevó la tasa de inflación anualizada a cerca de un 6 por ciento planteó dudas en el mercado. Muchos creyeron que el Banco Central debía mandar una fuerte señal de que es serio en intentar llevar a la inflación cerca del 4,5 por ciento, el centro de su rango de objetivo de precios.

Desde abril pasado, el Banco Central ha subido su tasa Selic en 325 puntos básicos.

El agresivo ciclo de ajustes hasta ahora no ha logrado contener la inflación, que continúa bajo la presión de un real más débil y un fuerte gasto del Gobierno.

El presidente del banco central, Alexandre Tombini, enfrentará otra difícil decisión en la próxima reunión de política monetaria de febrero. Aunque un octavo aumento consecutivo debería de ayudar a bajar la inflación, el banco estará bajo presión para no comprometer todavía más el crecimiento económico.

Reporte adicional de Silvio Cascione; Editado en español por Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below