Peso argentino se derrumba, marca récord de caída en más de una década

jueves 23 de enero de 2014 17:38 GYT
 

Por Walter Bianchi

BUENOS AIRES (Reuters) - El peso argentino registró el jueves su mayor caída frente al dólar en casi 12 años al perder un 11 por ciento debido a las dudas sobre la economía y la falta de divisas, mientras que el Gobierno aseguró que no está induciendo una devaluación que amenaza con acelerar la alta inflación.

La moneda local cerró a un promedio de 8,0 pesos por dólar en el mercado interbancario tras llegar a derrumbarse un 14,2 por ciento a 8,30 pesos. En el mercado electrónico Siopel, una de las plataformas donde se hacen "trading" de monedas, se registró una última operación a 7,75 pesos por dólar.

La caída diaria fue la peor desde mediados del 2002 luego de que el país abandonara un sistema de tipo de cambio fijo que rigió una década por una fuerte crisis financiera.

El peso acumula una devaluación del 18,50 por ciento desde el 1 de enero, lo que según analistas provocará presiones sobre los precios al consumidor que llevarán la inflación anual bien por encima del 30 por ciento anual.

El Gobierno argentino aseguró que no está provocando la devaluación, luego de que el miércoles la moneda perdió un 3,3 por ciento.

El Banco Central ha intervenido por años diariamente en el mercado para evitar bruscos movimientos de la moneda local, pero el miércoles no tuvo participación en la plaza, lo que asombró a los operadores.

El jueves, la entidad volcó 100 millones de dólares en el mercado para atenuar parcialmente la devaluación, dijeron operadores. Los exportadores están liquidando divisas a cuentagotas especulando con una mayor depreciación de la moneda.

"Hoy los bancos y empresas demandaron la divisa para sus pagos y de la oferta sólo hubo muy pocos exportadores dispuestos a liquidar sus partidas", dijo en un informe ABC Mercado de Cambios.   Continuación...

 
Pantalla electrónica que muestra el cambio oficial del dólar contra el peso argentino, Buenos Aires, ene 22, 2014. El Gobierno argentino dijo el jueves que no provocó la fuerte devaluación que registró el peso en la víspera, cuando tuvo su peor caída en 12 años con el consentimiento del Banco Central. REUTERS/Enrique Marcarián