RESUMEN-Ventas viviendas nuevas EEUU caen, sector privado se expande a ritmo constante

lunes 27 de enero de 2014 13:45 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - Las ventas de casas unifamiliares nuevas en Estados Unidos cayeron más de lo esperado en diciembre, pero inventarios débiles y firmes alzas en los precios sugieren que el mercado inmobiliario está lo suficientemente fuerte como para impulsar a la economía.

Otros datos publicados el lunes mostraron que el sector privado mantuvo su ritmo de crecimiento en enero.

El Departamento de Comercio dijo el lunes que las ventas de casas cayeron un 7,0 por ciento a una tasa anual desestacionalizada de 414.000 unidades. Las ventas de noviembre fueron revisadas a un ritmo de 445.000 unidades.

Economistas encuestados por Reuters esperaban que las ventas de viviendas nuevas, que se miden a partir de las firmas de contratos, se desaceleraran a un ritmo de 457.000 unidades en diciembre.

El segundo mes consecutivo de declive en las ventas de casas se produjo después del fuerte incremento de un 14,9 por ciento de octubre y habría reflejado cierta presión por el clima frío que se extendió por gran parte del país el mes pasado.

Las ventas en el noroeste de Estados Unidos, que fue duramente afectado por las gélidas temperaturas invernales, cayeron un 36,4 por ciento a su ritmo más lento desde junio del 2012.

Las ventas de casas son tradicionalmente débiles durante el invierno boreal y la ola de frío del mes pasado podría haber exagerado la magnitud del descenso.

Aunque las ventas de casas nuevas cayeron en el verano boreal como consecuencia de un alza en las tasas hipotecarias, han logrado capear los altos costos de los créditos hipotecarios en medio de ajustados inventarios y mejores condiciones en el mercado laboral.   Continuación...

 
Una vivienda a la venta en Chandler Heights, EEUU, jun 2 2011. Las ventas de casas unifamiliares nuevas en Estados Unidos cayeron más de lo esperado en diciembre, pero inventarios débiles y firmes alzas en los precios sugieren que el mercado inmobiliario está lo suficientemente fuerte como para impulsar a la economía. REUTERS/Joshua Lott