Plan modernización aeropuertos de Brasil sería nuevo golpe contra inversores

lunes 27 de enero de 2014 15:42 GYT
 

Por Alonso Soto y Roberta Vilas Boas

BRASILIA/SAO PAULO (Reuters) - Los planes del Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff para modernizar el sector de los aeropuertos en Brasil podrían socavar la inversión privada en miles de millones de dólares, y servirle de moraleja a quienes estén pensando en inyectar fondos en infraestructura.

Mientras el Gobierno de Rousseff intenta financiar proyectos de autopistas, caminos, puertos y vías férreas por más de 100.000 millones de dólares, hay dudas sobre la confiabilidad de las normas a seguir.

Los planes, anunciados en 2011, buscan apuntalar una economía que ha crecido poco en los últimos tres años.

Uno de los primeros éxitos del plan fue la concesión a empresas brasileñas y extranjeras para operar los cinco mayores aeropuertos del país, por casi 20.000 millones.

Los ganadores se comprometieron con más de 10.000 millones de dólares en inversión inicial.

Sin embargo, ahora las concesionarias podrían tener que enfrentar una competencia no prevista debido a cambios propuestos para la norma, que han provocado rumores de posibles batallas judiciales y revisiones de contratos.

El Gobierno pretende derogar las regulaciones que impiden que la mayoría de los aeropuertos operados por el sector privado reciban vuelos de pasajeros comerciales, según dijo a Reuters este mes el secretario de Aviación Civil, Wellington Moreira Franco.

El cambio le permitiría a las empresas construir nuevos aeropuertos comerciales desde cero. Con el tiempo, esto podría aliviar la congestión actual de los terminales brasileños.   Continuación...