27 de enero de 2014 / 23:26 / hace 3 años

ANALISIS-Mercados emergentes son más vulnerables que nunca al contagio

6 MIN. DE LECTURA

Por Sujata Rao y Daniel Bases y Vidya Ranganathan

LONDRES/NUEVA YORK/SINGAPUR (Reuters) - Los mercados emergentes podrían ser ahora irreconocibles al compararlos con las pequeñas y frágiles economías que cayeron como fichas de dominó hace 15 años, pero se están mostrando igual o más vulnerables a la misma clase de ventas indiscriminadas que ocurren cuando los inversores entran en pánico.

Puesto que las economías relativamente robustas de México y Polonia sienten el impacto de la inestabilidad en Argentina y Turquía, existen crecientes dudas respecto de que los mercados emergentes hayan logrado blindarse de un eventual contagio.

La volatilidad que ahora sacude al mundo en desarrollo está empezando a parecerse a las crisis cambiarias del pasado, cuando en 1997 se produjeron colapsos en las economías asiáticas, la rusa y las latinoamericanas.

Dominic Rossi, jefe global de acciones en el gestor de fondos Fidelity, compara la actual ola de depreciaciones monetarias, de activos y bonos con una vieja película en donde algunos de los mayores mercados emergentes son protagonistas.

"Ya hemos visto esta película antes", dijo. "Un mercado emergente tras otro queda varado en la arena mientras la corriente sigue su curso. Los más débiles primero, Argentina y Turquía, pronto les seguirán Brasil, Rusia y otros", estimó.

En los últimos años los mercados emergentes fueron apuntalados por vastas cantidades de dinero barato creado por la Reserva Federal estadounidense, y buena parte de estos fondos fueron a parar a las economías en desarrollo en busca de mayores retornos.

A medida que la Fed retira su programa de estímulos, ese flujo de dinero se está revirtiendo y las monedas de los países con mayores problemas económicos y políticos, como Argentina, se están desplomando.

El comportamiento de los inversores podría no haber cambiado mucho respecto de crisis pasadas, pese a que muchas economías emergentes cuentan ahora con monedas mucho más flexibles y billones de dólares en reservas en divisas extranjeras. Hay tres razones clave por las que estos mercados podrían sufrir de nuevo el éxodo de capital que los hundió durante la década de 1990.

En primer lugar está la cantidad de dinero que ha pasado a los mercados en desarrollo en la última década y que ahora es gigantesca en comparación a las sumas que se retiraron hace 15 años hasta generar pánico.

Además, los créditos a los mercados emergentes se realizan cada vez más a través de los mercados de bonos en lugar de los préstamos bancarios que antes dominaban el escenario y que involucraban relaciones a largo plazo entre prestamistas, las firmas y sus países.

Y en tercer lugar, los fondos negociables en bolsa ETF (por sus siglas en inglés) habrían incrementado la naturaleza indiscriminada de los flujos a los mercados emergentes, dejándolos más vulnerables a las abruptas corrientes vendedoras.

Aprender a Discriminar

Los mercados emergentes atrajeron cerca de 7 billones de dólares desde el 2005 a través de una combinación de inversión directa en manufacturas y servicios, fusiones y adquisiciones e inversión en acciones y bonos, según estimaciones del Instituto Internacional de Finanzas.

JPMorgan que hay bonos en mercados emergentes por 10 billones de dólares en comparación a los 422.000 millones de dólares de 1993.

Los activos de fondos ligados a los índices de mercados de deuda se sitúan en 603.000 millones de dólares, más del doble que los niveles del 2007, indicó, y más de 1,3 billones de dólares siguen al índice de acciones de mercados emergentes MSCI.

Datos de fondos mutuos de Lipper, un servicio de Thomson Reuters, muestran que en los últimos 10 años los flujos netos a los mercados de deudas y acciones en la región llegaron a 412.000 millones de dólares.

Pero pese a la transformación de las economías emergentes, sus notas más elevadas de crédito soberano, hojas de balance más sólidas y mejor infraestructura, los inversores todavía tienden a agrupar a los mercados en desarrollo cuando ocurren olas de ventas, dijo el presidente ejecutivo de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, a Reuters Televisión.

Blankfein dijo que las personas evalúan cuidadosamente sus inversiones al ingresar a un mercado, pero son mucho más propensas a retirar los fondos apresuradamente en estos casos.

"Cuando las cosas están bien los mercados emergentes son como un negocio de crédito, caso por caso", dijo. "Cuando la situación empeora es un evento macro. Olvidas las diferencias y todos son mercados emergentes", explicó.

Las autoridades están ansiosas por exponer los méritos de sus propios países. Los ministros de Hacienda de México y Colombia han expresado su confianza en la capacidad de los inversores para discernir entre mercados emergentes estables y riesgosos.

Pero eso podría tomar un tiempo.

"Estamos en una situación total de contagio financiero. No tiene sentido pasar tiempo intentando elegir algo cuando estás en medio de una severa crisis de mercados como a la que estamos asistiendo", dijo Benoit Anne, jefe de estrategias en mercados emergentes en Societe Generale.

"En este momento, hay que vender todo", afirmó.

Reportes adicionales de Vidya Ranganathan en Singapur y Simon Jessop en Londres. Traducido al español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below