Dólar cae por débil dato manufacturas EEUU, nerviosismo mercados emergentes

lunes 3 de febrero de 2014 17:26 GYT
 

Por Richard Leong

NUEVA YORK (Reuters) - El dólar bajó el lunes a un mínimo de dos meses contra el yen, ante el persistente nerviosismo creado por las dificultades de los mercados emergentes y luego de que un dato sorpresivamente débil sobre el sector de manufacturas de Estados Unidos desatara preocupaciones en torno al crecimiento económico del país.

Una caída de los mercados bursátiles a nivel global y bajas en las divisas de mercados emergentes intensificaron la demanda de monedas percibidas como de bajo riesgo e inversiones en activos de refugio como los bonos del Tesoro estadounidense y de deuda alemana.

La señal más reciente de un menor impulso económico en Estados Unidos eleva la expectativa de que la Reserva Federal decida frenar el proceso de salida de sus medidas de estímulo monetario, dijeron analistas.

La semana pasada, la Fed decidió recortar nuevamente sus compras mensuales de bonos en 10.000 millones de dólares a 65.000 millones de dólares al mes.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) dijo que su índice nacional de actividad fabril bajó a 51,3 el mes pasado, su menor nivel desde mayo del 2013, contra una lectura revisada de 56,5 en diciembre.

Las acciones en Wall Street sufrieron una ola liquidadora tras la publicación del dato, y el índice Standard and Poor's 500 perdió más de un 2 por ciento.

El dólar bajó 1,1 por ciento ante el yen a 100,90 unidades. El billete estadounidense cayó por debajo de los 101 yenes por primera vez desde el 22 de noviembre y atravesó su promedio móvil de 100 días, lo que hace augurar más retrocesos en el corto plazo.

Contra una cesta de las principales monedas, incluyendo el yen, el índice dólar cayó 0,3 por ciento a 81,042 y borró las ganancias del viernes.   Continuación...

 
Operadores durante la sesión en la sede de la Bolsa de Valores de Nueva York, 3 de febrero del 2014. REUTERS/Brendan McDermid. El dólar bajó el lunes a un mínimo de dos meses contra el yen, ante el persistente nerviosismo creado por las dificultades de los mercados emergentes y luego de que un dato sorpresivamente débil sobre el sector de manufacturas de Estados Unidos desatara preocupaciones en torno al crecimiento económico del país.