12 de febrero de 2014 / 20:49 / hace 3 años

Mezcla de innovaciones agrícolas podría reducir hambruna mundial: estudio

4 MIN. DE LECTURA

Por Karl Plume

CHICAGO (Reuters) - Una mezcla a la medida de tecnologías agrícolas podría mejorar significativamente la seguridad alimentaria global antes de mediados del siglo, según un estudio publicado el miércoles.

El Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI, por su sigla en inglés) destacó los riesgos derivados del aumento de la población mundial a 9.000 millones y las amenazas a los cultivos e interrupciones al comercio por condiciones adversas generadas por el cambio climático.

Los rendimientos globales de maíz podrían crecer hasta un 67 por ciento antes del 2050, mientras que los del trigo y el arroz podrían expandirse un 20 por ciento si se unen ciertas innovaciones, dijo el IFPRI en un estudio titulado "Seguridad Alimenticia en un Mundo de Escasez de Recursos Naturales".

La adopción generalizada de tecnologías, incluidas las semillas modificadas mediante biotecnología, la irrigación y los cultivos sin labranza, podrían reducir los precios de los alimentos mundiales a cerca de la mitad y disminuir la inseguridad alimentaria en hasta un 36 por ciento, dijo IFPRI.

El estudio evaluó los impactos de 11 tecnologías diferentes en los rendimientos del maíz, el arroz y el trigo, los precios de las cosechas, el comercio y la hambruna mundial y determinó que ciertas combinaciones funcionan mejor que otras.

Los hallazgos podrían ayudar a identificar prácticas que los países en desarrollo y con escasos recursos deberían seguir para combatir el hambre.

"La realidad es que ninguna tecnología agrícola o práctica de cultivo por sí sola brindará suficientes alimentos para el mundo en el 2050", dijo Mark Rosegrant, el autor principal del estudio.

Los agricultores del mundo desarrollado verían el mayor crecimiento en los rendimientos.

Los granos resistentes a la sequía deberían ser utilizados por productores en América Latina y el Caribe, Oriente Medio y partes de Africa, en tanto, las variedades resistentes al calor ofrecen rendimientos promisorios en Norteamérica y el Sur de Asia, dijo el IFPRI.

El instituto analizó la tierra agrícola arable del mundo en secciones de 60 por 60 kilómetros cuadrados y midió el impacto de 11 tecnologías y prácticas diferentes sobre los rendimientos del maíz, trigo y arroz bajo dos escenarios del cambio climático.

IFPRI determinó que la agricultura sin labranza aumenta el rendimiento del maíz en 20 por ciento, pero cuando se la combina con la irrigación, los rendimientos podrían subir un 67 por ciento.

Los rendimientos del maíz en el Africa subsahariana podría duplicarse antes del 2050 con la adopción de irrigación y agricultura sin labranza.

El maíz tolerante a la sequía podrían aumentar los rendimientos en un 13 por ciento en Estados Unidos y China, los dos principales consumidores del cereal.

Las variedades de trigo tolerantes al calor podrían aumentar los rendimientos en un 17 por ciento, y cuando se las combina con la irrigación, éstos podrían subir a un 23 por ciento. La tecnología de agricultura de precisión eleva el rendimiento del trigo en un 25 por ciento.

Las variedades de arroz eficientes en nutrientes podrían producir un 22 por ciento más de grano, dijo el estudio.

Reporte de Karl Plume; Editado en Español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below