Fuerte demanda reduce inventarios y estrecha mercados de petróleo: AIE

jueves 13 de febrero de 2014 12:31 GYT
 

LONDRES (Reuters) - Una demanda de petróleo más fuerte que lo previsto redujo los inventarios a su nivel más bajo desde el 2008, estrechando el mercado y desafiando las predicciones de un exceso de oferta, dijo el jueves la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

El organismo dijo que los inventarios de petróleo en el mundo desarrollado se desplomaron en 1,5 millones de barriles por día (bpd) en el último trimestre del 2013, su caída más pronunciada desde 1999.

Fue el tercer pronosticador clave en predecir esta semana un mayor uso de petróleo a raíz del repunte del crecimiento en Europa y Estados Unidos.

"Lejos de ahogarse en petróleo, los mercados han tenido que rebuscar en sus inventarios para satisfacer la demanda inesperadamente fuerte", dijo la AIE en su reporte mensual sobre el mercado petrolero.

La agencia elevó su pronóstico de crecimiento de la demanda mundial de petróleo este año en 50.000 bpd hasta 1,3 millones de bpd.

Las proyecciones reflejan una recuperación de la demanda en Estados Unidos y Europa después de varios años de disminuciones en el consumo.

La agencia con sede en París aumentó su pronóstico de la demanda de petróleo producido por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en 100.000 bpd a 29,6 millones de bpd.

"La demanda ha sido más fuerte de lo esperado y estamos operando con niveles bajos de existencias en este momento, lo que ha dado fuerza a los precios", dijo a Reuters el jefe de la división de mercado e industria del petróleo de la AIE, Antoine Halff.

"La demanda de crudo de la OPEP parece más fuerte", añadió.   Continuación...

 
Unas unidades de bombeo de en el pozo Wilmington cerca de Long Beach, EEUU, jul 30 2013. Una demanda de petróleo más fuerte que lo previsto redujo los inventarios a su nivel más bajo desde el 2008, estrechando el mercado y desafiando las predicciones de un exceso de oferta, dijo el jueves la Agencia Internacional de la Energía (AIE). REUTERS/David McNew