Alemania y Francia impulsan recuperación de zona euro en 4to. trimestre

viernes 14 de febrero de 2014 12:03 GYT
 

BRUSELAS (Reuters) - Un crecimiento mayor de lo esperado en Alemania y Francia impulsó la recuperación de la eurozona en el último trimestre de 2013, lo que supone un mayor potencial para un 2014 más robusto, aunque con riesgos.

Datos del viernes mostraron que la zona de 17 países que comparten la moneda única creció en el último trimestre un 0,3 por ciento con respecto a los tres meses anteriores, tras el alza de un 0,1 por ciento en el tercer trimestre, y una décima por encima de lo esperado por el mercado.

La economía de 9,5 billones de euros ya salió en el segundo trimestre de la mayor recesión desde la introducción del euro, pero el desempleo en niveles récord, riesgos económicos externos, la austeridad fiscal y la baja inflación han contenido el rebote.

La oficina de estadísticas de la UE publicará un análisis detallado el 5 de marzo, pero analistas dijeron que el crecimiento del cuarto trimestre estuvo impulsado básicamente por las exportaciones y la inversión.

Una señal positiva es que por primera vez en casi tres años, las seis grandes economías de la eurozona registraron datos positivos.

Alemania, la mayor economía europea, creció un 0,4 por ciento gracias al aumento de las exportaciones y de la inversión en capital, una décima más que en el trimestre anterior.

Francia, por su parte, lo hizo al 0,3 por ciento, y la oficina de estadísticas INSEE revisó la cifra del tercer trimestre a una cifra plana frente al -0,1 por ciento anterior.

A pesar de ello, los analistas quisieron mostrarse cautos.

"El año 2014 está lejos de ser un camino fácil para la eurozona, ya que sigue habiendo un número significativo de factores que restringen el crecimiento", dijo Howard Archer, economista jefe sobre Europa en IHS.   Continuación...

 
Unos cascos de seguridad en la planta de turbinas de gas de Siemens AG en Berlín, nov 8 2012. Un crecimiento mayor de lo esperado en Alemania y Francia impulsó la recuperación de la eurozona en el último trimestre de 2013, lo que supone un mayor potencial para un 2014 más robusto, aunque con riesgos. REUTERS/Tobias Schwarz/Files