Activos argentinos reaccionan al alza tras sinceramiento de dato inflacionario

viernes 14 de febrero de 2014 13:55 GYT
 

Por Jorge Otaola y Walter Bianchi

BUENOS AIRES (Reuters) - Los bonos y las acciones de Argentina recuperaban el ritmo alcista el viernes por el mayor optimismo que generó el sinceramiento parcial de la inflación de enero, lo que fue recibido con beneplácito en los mercados tras años de críticas a las estadísticas oficiales.

La deuda pública atada a la inflación se disparaba más del 20 por ciento, como voto de confianza de ahorristas a eventuales ganancias imprevistas hasta ahora.

Los precios minoristas del país sudamericano se dispararon en enero un 3,7 por ciento, su mayor alza desde mayo del 2002, informó el jueves el Gobierno al difundir un nuevo índice elaborado con asesoramiento del FMI que reemplazó un desacreditado indicador.

Economistas privados dijeron que el dato indicaba un reconocimiento por parte del Gobierno de la alta inflación que afecta a la economía de Argentina.

"El sinceramiento debería ser acompañado por más señales de compromiso. No porque se le quiera 'correr el arco' continuamente al Gobierno, sino porque padece un severo déficit de confianza, que sólo podrá ser resuelto con tiempo", dijo la consultora Management & Fit en un reporte.

También la moneda local se recuperaba frente al dólar, en un circuito financiero que aún se reacomoda a una fuerte devaluación dispuesta en enero.

La bolsa de Buenos Aires subía un 1,65 por ciento a 6.035,61 puntos a las 14.10 local (1710 GMT), muy cerca de sus máximos históricos liderados por papeles energéticos ante perspectivas de mejoras en las tarifas públicas.

Mientras tanto, los bonos soberanos se destacaban con la versión del 'Disc' al trepar un 23 por ciento en su emisión en moneda local.   Continuación...

 
Un operador realiza una pausa en la Bolsa de Buenos Aires, ago 16 2007. Los bonos y las acciones de Argentina recuperaban el ritmo alcista el viernes por el mayor optimismo que generó el sinceramiento parcial de la inflación de enero, lo que fue recibido con beneplácito en los mercados tras años de críticas a las estadísticas oficiales. REUTERS/Marcos Brindicci