Rusia, Irak desplazan a otros proveedores de petróleo de China

miércoles 19 de febrero de 2014 09:52 GYT
 

SINGAPUR (Reuters) - Rusia e Irak están elevando sus envíos de crudo a un mercado chino donde la demanda de petróleo está creciendo a su ritmo más lento en más de 20 años, lo que obliga a proveedores rivales a derivar cargamentos hacia otros lugares.

Los envíos redireccionados desde Latinoamérica, África y algunos productores de Oriente Medio que antes se estimaba que irían a refinerías chinas pesarán sobre los precios referenciales este año y las petroleras estatales han empezado a recortar sus precios de venta en busca de compradores.

La rusa Rosneft, respaldada por el Gobierno para que lleve el crudo de Siberia Oriental a Asia, e Irak, armado con grandes descuentos y términos facilitadores, han logrado contratos que elevarán sus envíos combinados en casi 50 por ciento más que lo que crecería la demanda china de importación en el 2014.

Con la refinería estatal PetroChina y la petrolera líder BP Plc también demorando o cancelando proyectos de refinación en China debido a preocupaciones sobre el crecimiento de la demanda, los vendedores lucharán por obtener participaciones en un mercado más pequeño que lo que habían anticipado.

"Mucha gente en todo el mundo quiere vender crudo a Asia y puede que no haya suficiente demanda para todos", dijo Andrew Reed de Energy Security Analysis, Inc.

La demanda de petróleo de China subió sólo un 1,6 por ciento el año pasado, su ritmo más lento desde 1992. Sus importaciones de crudo subieron un 4 por ciento, su ritmo más lento desde por lo menos el 2007, según datos de Reuters, por debajo de un incremento de más de un 17 por ciento el 2010.

Si bien la petrolera china China National Petroleum Corp (CNPC) ha dicho que las importaciones de crudo del país subirán un 7,1 por ciento este año, o en alrededor de 370.000 barriles por día (bpd), las alzas en los suministros rusos e iraquíes superarían con creces ese incremento.

Productores en América Latina y Africa ya están ofreciendo mayores descuentos a los compradores asiáticos mientras caen las necesidades de importación de sus mercados tradicionales como Estados Unidos y Europa.

"Mientras la cuenca del Atlántico necesite cada vez menos petróleo, el crudo de América Latina, Africa y Rusia tendrá que encontrar un nuevo hogar", dijo Jeff Brown, de FG Energía.   Continuación...