ANALISIS-Caída de bonos venezolanos muestra que posición de inversores se ha resquebrajado, no roto

miércoles 19 de febrero de 2014 12:38 GYT
 

Por Daniel Bases

NUEVA YORK (Reuters) - Las reservas petroleras de Venezuela, las mayores del mundo, ofrecen a los inversores la tranquilidad de que sus deudas serán pagadas, incluso si las protestas de este mes contra el Gobierno dispararon los precios de los bonos del país a niveles de naciones que han dejado de pagar sus deudas.

La liquidación de algunos de los bonos del país miembro de la OPEP impulsó los rendimientos por encima del 20 por ciento y elevó el costo de asegurar la deuda soberana contra el incumplimiento de pago a sus niveles más altos en casi cinco años.

Este escenario pone a prueba una frase citada por igual por funcionarios del Gobierno y administradores de fondos en Wall Street, de que Venezuela tiene la voluntad y la capacidad para pagar sus deudas.

Los precios de la deuda venezolana han caído a 63 centavos por cada dólar para algunos papeles, unos niveles frecuentemente asociados a países que han incumplido o están cerca de incumplir el pago de sus compromisos.

Eso podría hacer tambalear la determinación de los inversores, pero el petróleo se mantiene como elemento clave para el futuro de la nación.

"Ahora mismo no me inquietaría y mantendría mis manos en los bolsillos", dijo Russ Dallen, socio de la gerencia de Caracas Capital Markets, indicando que no aconsejaría comprar deuda en estos momentos porque "los precios aún deben caer más, pero al final todavía hay algo bueno aquí porque Venezuela tiene más petróleo que Arabia Saudita".

La política económica, implementada por el desaparecido presidente Hugo Chávez y continuada por su sucesor menos carismático Nicolás Maduro, ha generado escasez de productos básicos y desbordado la inflación.

Las protestas encabezadas por los estudiantes contra Maduro se han extendido a toda la nación de 29 millones de habitantes, causando la muerte de cuatro personas. Aún no se vislumbra un fin de los disturbios.   Continuación...

 
Una gasolinera de la firma estatal PDVSA en Caracas, dic 16 2013. Las reservas petroleras de Venezuela, las mayores del mundo, ofrecen a los inversores la tranquilidad de que sus deudas serán pagadas, incluso si las protestas de este mes contra el Gobierno dispararon los precios de los bonos del país a niveles de naciones que han dejado de pagar sus deudas. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins