BCE mantiene tasas, busca alternativa para aliviar política monetaria

jueves 6 de marzo de 2014 09:39 GYT
 

Por Leika Kihara

FRANCFORT (Reuters) - El Banco Central Europeo mantuvo sin cambios su tasa de interés de referencia el jueves a pesar de una inflación incómodamente baja, aunque podría tomar otras medidas para apuntalar la frágil recuperación de la zona euro.

La decisión de dejar su principal tasa de interés en el 0,25 por ciento en general estaba prevista por los mercados, aunque un tercio de los economistas encuestados por Reuters esperaban una reducción.

El BCE también mantuvo en cero por ciento la tasa de depósitos que paga a los bancos.

"Esto no sorprende", dijo un economista de RBS, Richard Barwell.

"Habrá dos mensajes: primero, que las cosas eventualmente van a mejorar y que por lo tanto no se debía actuar hoy. Segundo, que si las cosas empeoran en el futuro cercano, absolutamente actuaremos", agregó, refiriéndose a la posición de las autoridades monetarias.

Tras el anuncio de la decisión, la atención se centraba en la conferencia que ofrecerá el presidente del BCE, Mario Draghi, a partir de las 1330 GMT, donde de todos modos podría revelar una medida para aliviar las condiciones del crédito.

Como la inflación se encuentra en la "zona de riesgo" del BCE, inferior al 1 por ciento -en el 0,8 por ciento, de acuerdo con la última medición- el banco ha discutido poner fin a las operaciones para absorber fondos del sistema financiero, lo que representaría una forma alternativa de aumentar la liquidez.

El BCE actualmente contrarresta el dinero que colocó en el sistema financiero por medio de los bonos que compró en el peor momento de la crisis de la deuda de la zona euro, con retiros de una suma equivalente de fondos, en operaciones semanales.   Continuación...

 
Oficinas del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort, sep 2, 2013. El Banco Central Europeo mantuvo sin cambios su tasa de interés de referencia el jueves a pesar de una inflación incómodamente baja, aunque podría tomar otras medidas para apuntalar la frágil recuperación de la zona euro. REUTERS/Kai Pfaffenbach