Pedidos de ayuda por desempleo EEUU caen a mínimo 3 meses, órdenes a fábricas bajan

jueves 6 de marzo de 2014 14:11 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - El número de personas que presentó nuevas solicitudes de subsidios por desempleo en Estados Unidos cayó más de lo esperado hasta tocar un mínimo de tres meses la semana pasada, una señal de fortaleza para un mercado laboral que se había visto afectado por las severas condiciones del clima.

Otros reportes publicados el jueves arrojaron el segundo mes consecutivo de declives en los nuevos pedidos a fábricas en enero, posiblemente como consecuencia del clima gélido que impactó la actividad en algunas regiones de Estados Unidos.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo bajaron en 26.000 a una cifra desestacionalizada de 323.000, dijo el jueves el Departamento del Trabajo. Se trató del menor nivel desde fines de noviembre y el descenso más que compensó el aumento de la semana previa.

"Los pedidos iniciales de ayuda regresaron a un nivel más normal, consistente con un mercado laboral más saludable", dijo Yelena Shulyatyeva, economista de BNP Paribas en Nueva York.

Economistas consultados por Reuters proyectaban que las solicitudes de subsidios por desempleo bajarían a 338.000 en la semana que terminó el 1 de marzo.

El promedio móvil de cuatro semanas para nuevos pedidos, considerado un mejor indicador de las condiciones subyacentes del mercado laboral debido a que elimina la volatilidad semanal, bajó en 2.000, a 336.500.

El dato de solicitudes de la semana pasada no tiene relación con el informe de empleo para febrero, que será publicado el viernes, pues cae fuera del período de referencia para ese sondeo.

Aunque un clima inusualmente frío ha contenido las contrataciones en los últimos meses, una caída en los nuevos pedidos de beneficios por desempleo sugiere que los fundamentos del mercado laboral permanecen sólidos.   Continuación...

 
Una persona recoge un folleto en una feria laboral en Los Angeles, California, nov 18 2013. El número de personas que presentó nuevas solicitudes de subsidios por desempleo en Estados Unidos cayó más de lo esperado hasta tocar un mínimo de tres meses la semana pasada, una señal de fortaleza para un mercado laboral que se había visto afectado por las severas condiciones del clima. REUTERS/Lucy Nicholson