Cubanos esperan inquietos plan del Gobierno para unificar monedas

lunes 17 de marzo de 2014 18:01 GYT
 

Por Rosa Tania Valdés

LA HABANA (Reuters) - Cuba se encamina a unificar sus monedas, una de las reformas consideradas más desafiantes en la cruzada del Gobierno por inyectarle vitaminas a la estancada economía, pero la falta de detalles tiene inquietos a los cubanos.

Desde el 2003, circulan dos monedas en la isla: el peso cubano (CUP), con el que se pagan los salarios, y el peso convertible (CUC), que se utiliza en la industria del turismo, el comercio exterior, restaurantes de lujo y tiendas que venden productos importados.

Como parte de su paquete de reformas para modernizar la economía de estilo soviético, el presidente Raúl Castro dijo que el peso cubano se mantendrá y el CUC pasará a la historia. El sistema actual es uno de los "obstáculos más importantes para el progreso", aseguró.

Economistas extranjeros y locales aplauden el plan y coinciden en que el doble sistema monetario y los tipos de cambios fijos ocultan ineficiencias, complican el comercio, dificultan la contabilidad y socavan las iniciativas económicas.

Pero la falta de detalles sobre la reforma está generando mucha ansiedad en el país.

Crípticas resoluciones que describen las medidas financieras y contables fueron publicadas este mes pero sin una fecha concreta para entrar en vigor. Y el Estado está impartiendo cursos a dirigentes y contadores para cuando llegue el llamado "Día Cero" para la unificación.

En Cuba casi toda la economía está en manos del Estado y la mayoría de los precios son fijos. Las empresas deben cambiar la moneda convertible al Gobierno a una tasa oficial de 1 por dólar, y el CUC se ha apreciado durante años a 25 pesos cubanos en las casas de cambio estatales que atienden al público.

¿Con qué moneda quedarse?, se preguntan los cubanos, acostumbrados a navegar entre dos pesos por más de una década.   Continuación...