RESUMEN-Ventas de casas en EEUU caen, pero confianza del consumidor alcanza máximos en 6 años

martes 25 de marzo de 2014 12:05 GYT
 

WASHINGTON (Reuters) - Las ventas de casas nuevas unifamiliares en Estados Unidos alcanzaron un nivel mínimo en cinco meses en febrero, pero un alza en la confianza del consumidor a un máximo en seis años en marzo sugirió que la economía está recuperando impulso tras ser presionada por un clima severo.

Otros datos publicados el martes mostraron sólidos avances en los precios de las casas, que deberían incrementar la riqueza de los hogares y respaldar el gasto del consumidor.

Un clima inusualmente frío y un invierno con nieve interrumpieron la actividad económica a comienzos de año.

Las ventas de casas nuevas bajaron un 3,3 por ciento, a una tasa anual desestacionalizada de 440.000 unidades, el menor nivel desde septiembre del 2013, dijo el Departamento de Comercio.

Las ventas de enero fueron revisadas a la baja, a un ritmo de 455.000 unidades, desde una lectura previa de 468.000 unidades.

La caída del mes pasado ubicó a las ventas de casas nuevas en línea con otros datos, como el de ventas de casas usadas y el de actividad de construcción, que han ofrecido un panorama pesimista del mercado inmobiliario.

Parte de la desaceleración inmobiliaria ha sido atribuida al clima inusualmente frío y a un invierno con mucha nieve.

Pero el sector, que es el principal canal a través del cual la Reserva Federal ha tratado de estimular a la economía mediante compras mensuales de bonos, perdió impulso el verano boreal pasado tras un alza de las tasas hipotecarias.

En otro informe, el grupo de la industria Conference Board dijo que su índice de confianza del consumidor subió a 82,3 en marzo, el mayor nivel desde enero del 2008, desde 78,3 en febrero.   Continuación...

 
Una vivienda vendida en Portland, EEUU, mar 20 2014. Las ventas de casas nuevas unifamiliares en Estados Unidos alcanzaron un nivel mínimo en cinco meses en febrero, pero un alza en la confianza del consumidor a un máximo en seis años en marzo sugirió que la economía está recuperando impulso tras ser presionada por un clima severo. REUTERS/Steve Dipaola