26 de marzo de 2014 / 15:23 / hace 3 años

Grandes petroleras reformulan relación con compañías de servicios

Por Balazs Koranyi y Gwladys Fouche

OSLO (Reuters) - Las grandes petroleras globales están reescribiendo las reglas sobre cómo se relacionan con firmas de servicios, en una campaña para reducir costos.

Las empresas energéticas han recortado con fuerza los planes de gastos tras una década de crecimiento de dos dígitos y están ahorrando dinero para dividendos ante un estancamiento en los precios del crudo y aumentos de costos en megaproyectos en todo el mundo, que han disminuido los márgenes y enfadado a los accionistas.

Algunas petroleras piden ahora a empresas de servicios que se unan a proyectos desde el comienzo, abandonan diseños hechos a medida para favorecer soluciones estandarizadas y se mantienen con proyectos por más tiempo para reducir el número de contratistas involucrados, medidas que reducen costos y favorecen a empresas más grandes e integradas.

Las acciones de compañías de servicios petroleros han sufrido durante el último año y las europeas han sido las más golpeadas.

"Ahora es el momento de la integración, donde una firma de servicios haga todo con el cliente, desde la planificación del pozo a la construcción del mismo", comentó el presidente de la unidad noruega de Schlumberger, Torjer Halle.

"El tamaño importa y (la integración) tendrá lugar en la industria", agregó.

Un gran gasto adicional se ha derivado del establecimiento por parte de las petroleras de costosos sistemas de control desde el derrame de crudo de BP en el Golfo de México en el 2010.

El alza de los precios del crudo también había enmascarado la pérdida de competitividad en el sector y las energéticas asumieron a regañadientes los aumentos de costos o retrasos sin revisar sus modelos de contratos.

"Hay mucho de 'es bueno tener' pero no de 'necesidad de tener'. Si eliminas eso, ahí es donde está el gran costo", comentó Kristian Siem, presidente de Subsea 7, con sede en Gran Bretaña.

El nuevo modelo de negocios significa que las energéticas trabajarán con menos proveedores, reduciendo el número de licitaciones que consumen tiempo y recursos, y que otorgarán mayores contratos.

También podrían reducir las competencias en ingeniería que se solapan y delegar más responsabilidad a compañías de servicios petroleros.

Un riesgo es que el mayor uso de estandarización pueda llevar a las petroleras a desarrollar yacimientos más simples y dejar sin explotar a otros más complejos.

La Agencia Internacional de Energía prevé que los precios del petróleo bajarán a 102 dólares por barril el próximo año desde los 107 dólares por barril actuales en la medida en que varias petroleras eleven la producción, un gran cambio para energéticas que han encargado proyectos asumiendo mayores precios.

Reporte adicional de Joachim Dagenborg. Traducido por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below