Confianza del consumidor en Francia repunta sorpresivamente en marzo

jueves 27 de marzo de 2014 07:53 GYT
 

PARIS (Reuters) - La confianza del consumidor de Francia repuntó inesperadamente en marzo, en una señal de que las familias podrían estar viendo los primeros brotes de una recuperación económica, pese a que el desempleo permanece en niveles récord.

La agencia oficial de estadísticas INSEE dijo que su índice de confianza del consumidor alcanzó su mayor nivel desde julio del 2012, lo que ofrece al Gobierno del presidente Francois Hollande cierto alivio antes de la segunda ronda de unas elecciones locales que se realizan el domingo.

El sondeo mensual de INSEE sobre la confianza del consumidor subió a 88 desde 85 en febrero, lo que desafía las expectativas de los economistas, que no esperaban cambios debido a la tasa de desempleo persistentemente alta.

El sondeo encontró que las preocupaciones de las familias respecto a la desocupación habían cedido de alguna manera, aunque siguieron estando muy por encima de la norma.

Este factor contrastó con la evidencia de una persistente debilidad del mercado laboral, luego de que datos divulgados el miércoles arrojaron que el número de personas que no está trabajando subió el mes pasado en 31.500 a un nuevo récord de casi 3,35 millones de personas.

La credibilidad económica de Hollande se vio fuertemente dañada al no cumplir con su promesa de revertir la tendencia alarmante del desempleo para fines del año pasado.

El ministro del Trabajo, Michel Sapin, reconoció el febrero que las cifras de empleo no eran alentadoras, pero insistió en que el Gobierno no podía resolver el problema solo.

"No depende del Gobierno decidir a quién se contrata. Las empresas tienen que encontrar maneras de contratar", dijo Sapin a la cadena BFM TV. "Existe una actitud pesimista en Francia. Esa no es la forma de avanzar", sostuvo.

El sondeo de INSEE indicó que el panorama de las familias francesas sobre la situación económica en general era menos lúgubre en un periodo posterior a dos años, mientras que sus expectativas de inflación cayeron más.

Frustrados por el desempleo, los votantes castigaron al Partido Socialista de Hollande en la primera ronda de elecciones locales del domingo, pese a que datos recientes han ofrecido señales de una incipiente recuperación en la segunda mayor economía de la zona euro.

(Reporte de Leigh Thomas; reporte adicional de John Irish. Editado en español por Marion Giraldo)