Tasa de desempleo de Brasil sube levemente en febrero, salarios aumentan

jueves 27 de marzo de 2014 09:43 GYT
 

Por Silvio Cascione

BRASILIA (Reuters) - La tasa de desempleo de Brasil subió levemente en febrero pero permaneció baja en comparación al mismo mes del año pasado y señaló que un ajustado mercado laboral siguió respaldando a una economía vacilante, al mismo tiempo que impulsó presiones inflacionarias.

La tasa no desestacionalizada de Brasil subió a un 5,1 por ciento en febrero, que se compara con un 4,8 por ciento en enero, dijo el jueves el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

El número estuvo en línea con la mediana de los pronósticos de 27 economistas consultados en un sondeo de Reuters, que apuntó a un 5,1 por ciento.

En febrero del 2013, la tasa de desempleo de Brasil fue de un 5,6 por ciento.

La tasa de desempleo de Brasil sigue siendo una de las más bajas entre grandes economías y pese a un débil crecimiento económico, lo que ha ayudado a la popularidad de la presidenta Dilma Rousseff, que buscará la reelección en las elecciones generales de octubre.

El número de brasileños con empleo permaneció sin cambios respecto a enero y a febrero del 2013, en 23 millones.

El número de personas que no logró encontrar un trabajo subió a un 6,9 por ciento respecto a enero, pero cayó un 8,3 por ciento en la comparación interanual, a 1,2 millones de personas, afirmó el IBGE.

Los salarios ajustados por inflación subieron un 3,1 por ciento respecto a febrero del 2013, a un promedio de 2.015,60 reales (875 dólares) al mes. Eso fue un 0,8 por ciento más que en enero.   Continuación...

 
Trabajadores hacen reparaciones en un canal desde el río Sao Francisco, cerca de la ciudad de Cabrobo, en el estado de Pernambuco, ene 24, 2014. La tasa de desempleo de Brasil subió levemente en febrero pero permaneció baja en comparación al mismo mes del año pasado y señaló que un ajustado mercado laboral siguió respaldando a una economía vacilante, al mismo tiempo que impulsó presiones inflacionarias. REUTERS/Ueslei Marcelino