27 de marzo de 2014 / 12:57 / hace 4 años

Huelga afecta aeropuertos alemanes mientras trabajadores reclaman aumento de salarios

FRANCFORT (Reuters) - Los principales aeropuertos de Alemania se veían afectados el jueves por una huelga, en momentos en que los trabajadores del sector público aumentan la presión sobre el Gobierno en medio de una negociación salarial.

La huelga afectaba aeropuertos de todo el país, incluidas las terminales de Fráncfort -que es la tercera más grande de Europa- y de Múnich, ambas con gran actividad de Lufthansa, la principal aerolínea alemana.

Lufthansa canceló un tercio de los vuelos programados para el jueves, con el fin de evitar el caos como el que provocó una huelga de trabajadores de seguridad el mes pasado, cuando miles de pasajeros quedaron varados en las terminales de Fráncfort.

La cancelación incluye casi todos los vuelos domésticos y viajes cortos por Europa durante el período de huelga, hasta las 1300 GMT.

Esto hacía que aeropuertos como los de Fráncfort y Múnich permanecieran con muy poca actividad y sin grandes filas de pasajeros.

Si bien gran parte del personal de la terminal aérea de Fráncfort son empleados privados, hay unos 6.000 trabajadores del sector público en áreas como el manejo de equipaje y trabajo en tierra.

El sindicado Verdi dijo el jueves que unos 1.500 trabajadores estaban participando de la medida en Fráncfort.

Otras aerolíneas como Etihad, British Airways, TUIFly, Condor y Air Berlin tomaron medidas como el cambio de horario de los vuelos, el traslado de las salidas a Dusseldorf, o sugerir a los pasajeros que viajen sólo con equipaje de mano.

En Fráncfort, alrededor de 550 vuelos fueron cancelados, dijo un portavoz. El aeropuerto generalmente opera entre 1.200 y 1.400 vuelos durante un jueves con actividad normal.

Las operaciones volverán a la normalidad rápidamente una vez que termine la huelga, pero aún así la interrupción le costará a Lufthansa varios millones de euros, dijo una portavoz.

La medida es parte de una huelga más amplia de trabajadores del sector público que incluye al personal del transporte local y a los cuidadores de niños.

Los sindicatos quieren alzas salariales del 3,5 por ciento más 100 euros extra (140 dólares) por mes para alrededor de 2,1 millones de empleados de los sectores públicos federal y municipales. Señalan que eso representaría un aumento total del 6,7 por ciento.

El Gobierno dice tener la voluntad de aceptar un incremento salarial, pero añade que las demandas son demasiado elevadas.

El jefe de Verdi, Frank Bsirske, dijo que quería lograr un acuerdo en la próxima ronda de negociaciones, prevista para comienzos de la próxima semana.

Reporte de Victoria Bryan, Peter Maushagen, Kirsti Knolle y Ralf Bode; Editado en español por Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below