China intenta calmar a los mercados con compromiso de apoyo a la economía

viernes 28 de marzo de 2014 11:44 GYT
 

Por Aileen Wang y Jonathan Standing

PEKIN (Reuters) - El primer ministro chino, Li Keqiang, trató de calmar el viernes a los inversores globales al decir que Pekín estaba preparado para apoyar una economía en desaceleración, agregando que el Gobierno tiene en marcha las políticas necesarias y que seguirá realizando inversiones en infraestructuras.

Recientes datos económicos débiles y un aumento en las señales de riesgos financieros han ensombrecido el pronóstico para la segunda mayor economía del mundo, desatando los rumores sobre una actuación gubernamental inminente o incluso un mini plan de estímulo que refuerce el crecimiento.

"No quieren que los inversores y las empresas pierdan la confianza. Así que obviamente quieren dejar claro que tienen la capacidad de intervenir si es necesario. Creo que es probablemente la principal razón detrás de esto", dijo Julian Evans-Pritchard, economista para China de Capital Economics en Singapur.

En un discurso ofrecido el miércoles en una reunión realizada en el noreste de China y que fue dado a conocer el viernes por la agencia de noticias Xinhua, Li dijo también que el Gobierno lanzará de manera progresiva medidas específicas para ayudar a la economía.

"Hemos conseguido experiencia en la lucha exitosa contra la desaceleración del año pasado y tenemos políticas preparadas para contrarrestar la volatilidad económica este año", dijo Li.

"Vamos a poner en marcha medidas pertinentes y efectivas de acuerdo con lo que hemos planeado en nuestro reporte de trabajo del Gobierno", agregó Li, en referencia a la sesión anual del Parlamento chino, celebrada este mismo mes.

Entre las medidas se encuentran acelerar la construcción de infraestructuras básicas, como ferrocarriles, carreteras y proyectos de conservación de agua en las provincias centrales y occidentales, así como impulsar el comercio y reducir los costos de financiación de las empresas.

"El rendimiento general en la economía en lo que llevamos de año es relativamente estable, y vimos algunos cambios positivos, pero no podemos ignorar la presión a la baja y las dificultades crecientes", sostuvo.   Continuación...

 
El primer ministro chino, Li Keqiang, en una rueda de prensa en Pekín, mar 13 2014. El primer ministro chino, Li Keqiang, trató de calmar el viernes a los inversores globales al decir que Pekín estaba preparado para apoyar una economía en desaceleración, agregando que el Gobierno tiene en marcha las políticas necesarias y que seguirá realizando inversiones en infraestructuras. REUTERS/Barry Huang