Petrolera estatal brasileña Petrobras defiende compra de refinería en EEUU

martes 15 de abril de 2014 18:24 GYT
 

Por Jeb Blount y Anthony Boadle

RIO DE JANEIRO (Reuters) - La petrolera estatal brasileña Petrobras defendió el martes su decisión de comprar en 2006 una refinería en Pasadena, en Texas, pese a que admitió que el negocio le generó pérdidas a la compañía.

Durante una audiencia en el Senado brasileño, la presidenta de la compañía, Maria das Graças Foster, dijo ante el Congreso que Petrobras compró la refinería con la esperanza de maximizar los retornos del petróleo brasileño enviado a Estados Unidos.

Foster explicó que, pese a tener buenos retornos de su petróleo en los primeros años, la recesión de 2008 redujo el monto que podía ganar la compañía a partir de la producción de gasolina y diesel de la refinería.

"Con el tiempo el proyecto desarrolló una baja probabilidad de devolver la inversión", sostuvo. "Al final, no puedes decir que una inversión que llevó a Petrobras a una pérdida de 500 millones de dólares en su hoja de balance es un buen negocio", reconoció.

Las declaraciones de Foster se producen en momentos en que los legisladores brasileños buscan más información sobre la compra, que en las últimas semanas ha recibido fuertes críticas.

Algunos críticos han cuestionado la transacción debido a los supuestos altos costos y pérdidas incurridas por la compañía en la refinería posteriormente, intentando ligarla con un creciente escándalo de corrupción al interior de Petrobras.

Los opositores a la presidenta brasileña Dilma Rousseff quieren abrir una investigación parlamentaria sobre la compra de la refinería de Pasadena, que se hizo cuando Rousseff era presidenta de Petrobras.

El índice de aprobación de la mandataria ha caído en las últimas semanas y el escándalo de corrupción y otros problemas de la firma estatal podrían afectar aún más su campaña por la reelección en los comicios de octubre.   Continuación...