ANALISIS-El deseo de educación contribuye al bajo desempleo en Brasil

miércoles 16 de abril de 2014 13:46 GYT
 

Por Silvio Cascione

BRASILIA (Reuters) - La creciente prosperidad de Brasil está permitiendo que los adolescentes se eduquen más, en lugar de buscar empleos para ayudar a sus familias, lo que mejora las perspectivas de largo plazo del país pero también causa algunos problemas a la economía.

El cambio ayuda a explicar uno de los mayores debates entre los economistas que estudian a Brasil: por qué el desempleo se mantiene en mínimos históricos, cerca del 5 por ciento, pese al débil crecimiento económico.

En las seis mayores ciudades de Brasil el porcentaje de población en edad laboral "no dispuesta a trabajar" saltó desde 2002 en 6 puntos porcentuales a un 39 por ciento, según un análisis de Reuters de las cifras del desempleo.

El 39 por ciento equivale a unas 2,5 millones de personas que han optado por permanecer fuera del mercado laboral, casi la misma cantidad de brasileños que se cuentan entre los desempleados.

El caso de Mariane Soares, de 18 años, ayuda a ilustrar el cambio.

Su madre, una maestra, viene de una familia de seis hijos y, en vez de seguir su sueño de estudiar en la Universidad de Brasilia (UnB), una de las más prestigiosas del país, tomó un empleo cuando terminó el colegio.

Soares, en cambio, es hija única, y recibió toda la atención y apoyo financiero de sus dos padres, algo común en el Brasil de hoy. Actualmente está preparando sus exámenes de ingreso a la UnB, donde quiere estudiar Ciencias Políticas.

"Hoy, los padres que tuvieron que trabajar desde jóvenes dicen: 'Ahora que yo puedo ayudarte, definitivamente lo voy a hacer'", dijo Soares a Reuters durante una conversación con once estudiantes de edades entre los 17 y los 26 años, muchos de los cuales comparten historias parecidas.   Continuación...

 
Un grupo de estudiantes brasileños en la sala de clases de una preparatoria en Brasilia, abr 14 2014. La creciente prosperidad de Brasil está permitiendo que los adolescentes se eduquen más, en lugar de buscar empleos para ayudar a sus familias, lo que mejora las perspectivas de largo plazo del país pero también causa algunos problemas a la economía. REUTERS/Joedson Alves