El oro pierde brillo en Perú, las mineras culpan a conflictos sociales y burocracia

miércoles 16 de abril de 2014 20:14 GYT
 

Por Teresa Céspedes

LIMA (Reuters) - Las mineras de oro han dejado de explorar en busca de nuevos yacimientos en Perú y culpan a los conflictos sociales, las restricciones ambientales y a la burocracia por un sostenido declive en la producción que podría afectar a la economía.

Perú es el sexto mayor productor mundial de oro y las exportaciones del metal suelen ser una cuarta parte del total. Pero la producción de oro bajaría este año al menos un 4 por ciento para acumular en los últimos tres años una caída del 17 por ciento y del 34 por ciento si se calcula desde el 2005, según datos oficiales y de empresas obtenidos por Reuters.

El desplome es consecuencia de que las empresas casi no están explorando para reponer sus reservas de oro, que van menguando por la antigüedad de sus minas.

"Este año la producción va a seguir cayendo y la razón principal es porque hay grandes restricciones ambientales y sociales para poder explorar", dijo Carlos Gálvez, gerente financiero de Buenaventura, una de las mayores productoras de oro y plata. "Es muy difícil encontrar lo que no se busca".

Más allá de los problemas en el país, tampoco los empresarios están teniendo muchos incentivos para invertir en exploración: los precios internacionales del oro han caído un 32 por ciento desde sus máximos históricos de 1.920 dólares por onza en septiembre del 2011.

Perú ya comenzó a sentir algunas consecuencias de ello en su balanza comercial. El año pasado anotó su primer déficit en 13 años, en gran parte por la menor demanda global de minerales, pero también por la caída de los precios del metal precioso.

No son las mejores noticias cuando la economía local crece debajo de su potencial y las autoridades se preparan para revisar a la baja su pronóstico de expansión del 6 por ciento para este año.

Aunque para cualquier país del mundo desarrollado pueda sonar vertiginoso, los analistas calculan que Perú necesita crecer al menos a un ritmo del 6 por ciento anual para poder reducir la pobreza que sofoca a uno de cada cuatro peruanos.   Continuación...