Cumbre entre Obama y Abe no cerrará acuerdo comercial, ayudará a avances

viernes 18 de abril de 2014 20:42 GYT
 

Por Krista Hughes y Kaori Kaneko

WASHINGTON/TOKIO (Reuters) - La reunión de la próxima semana entre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, es una buena oportunidad para dar impulso al acuerdo comercial del Pacífico, pero no cerrará con un pacto, dijo el viernes un funcionario de alto rango del Gobierno de Estados Unidos.

Las conversaciones entre Estados Unidos y Japón, consideradas clave para un acuerdo comercial en el Pacífico han reducido las diferencias en algunas áreas clave y se reanudarán nuevamente el lunes, dijeron funcionarios de ambos países, mientras los negociadores luchan por preparar la cumbre del jueves.

Superar el punto muerto en las conversaciones entre Estados Unidos y Japón sobre el acceso a los mercados agrícola y automotriz japoneses es considerado como un elemento clave para concluir el Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP, por sus siglas en inglés), un pacto de 12 países que reúne a 12 economías de Asia y América Latina.

El TPP es una pieza central de la política del presidente Barack Obama para ampliar la presencia de Estados Unidos en Asia.

El primer ministro, Shinzo Abe, por su parte, ha dicho que el TPP es un elemento fundamental de su estrategia para reformar a la tercera economía más grande del mundo y generar un crecimiento sostenible.

Cuando los líderes se reúnan, posiblemente revisarán los avances logrados hasta el momento en las negociaciones comerciales y darán algo de impulso a los negociadores para avanzar a la siguiente etapa, dijo el funcionario estadounidense de alto rango.

Pero ellos no entrarán en detalles sobre los aranceles a productos delicados como la carne, el cerdo, el arroz y el azúcar, y no concluirían el acuerdo, dijo, agregando que las negociaciones son parte de un esfuerzo por alcanzar un pacto ambicioso y detallado.

El representante comercial de Estados Unidos Michael Froman y el ministro de Economía de Japón, Akira Amari, concluyeron una ronda de negociaciones de 20 horas el viernes después de la que aún persisten grandes diferencias por resolver.   Continuación...