29 de abril de 2014 / 16:08 / hace 3 años

UE revela análisis bancarios más estrictos para fortalecer confianza en la industria

Una sucursal del banco Deutsche Bank en una cochera en Bochum, mayo 17 2013. Los bancos europeos deberán demostrar que son capaces de sortear caídas simultáneas en bonos, activos inmobiliarios y acciones cuando enfrenten las pruebas de solvencia más duras hasta la fecha, con las que los reguladores quieren recuperar la confianza en una industria golpeada por la crisis financiera.Ina Fassbender

Por Huw Jones

LONDRES (Reuters) - Los bancos europeos deberán demostrar que son capaces de sortear caídas simultáneas en bonos, activos inmobiliarios y acciones cuando enfrenten las pruebas de solvencia más duras hasta la fecha, con las que los reguladores quieren recuperar la confianza en una industria golpeada por la crisis financiera.

La Autoridad Bancaria Europea (EBA) dijo el martes que medirá la resistencia de 124 entidades de los 28 países de la Unión Europea para ver si tendrían capital suficiente incluso si encaran un cóctel tóxico de circunstancias adversas.

El regulador europeo ha preparado escenarios que entidades como Deutsche Bank, BNP Paribas o Barclays deberán encarar en las pruebas de tensión cuyos resultados serán publicados en octubre.

Los nuevos test de solvencia han levantado expectativas de que los bancos puedan finalmente dejar atrás la crisis y colocar más dinero a la economía.

Durante el periodo de tres años que analizan los test de solvencia, un año más que en los ejercicios previos, los bancos deberán ahora mostrar que pueden lidiar con una caída acumulada de la actividad económica del 2,1 por ciento, mucho peor que el escenario de una contracción del 0,4 por ciento de los anteriores análisis.

Una evolución económica tan pobre empujaría el desempleo hasta el 13 por ciento y reduciría un 20 por ciento de media los precios inmobiliarios, lo que desataría una oleada de incumplimientos en los préstamos que tiene la banca en sus libros.

De forma separada, las aseguradoras europeas también están siendo analizadas por su propio regulador, en un intento político de atajar las críticas del mercado de que la UE no había sido tan dura en su respuesta a la crisis financiera como Estados Unidos.

Bancos europeos como UniCredit están ya incrementando su capital para evitar la posibilidad de reprobar en los test y antes de que el Banco Central Europeo (BCE) se vuelva su supervisor en noviembre como parte de la nueva unión bancaria en el bloque.

Las anteriores pruebas no han sido suficientes para convencer a los mercados sobre la solidez de la banca y esta vez el BCE está revisando los balances de las grandes entidades para asegurarse que las pruebas se basen en cifras fiables.

"La total transparencia del ejercicio será clave para su credibilidad", dijo el presidente de la EBA Andrea Enria en un comunicado en el que destacaba los diferentes retos que deberá encarar la banca en las pruebas.

"Mostrará cómo los esfuerzos que han realizado recientemente los bancos europeos ya están dando sus frutos y dotarán de un marco común para los próximos pasos que darán supervisores y bancos", añadió.

Los bancos que no pasen las pruebas tendrán un periodo de tiempo para levantar capital de los inversores, reduciendo dividendos o vendiendo activos.

Información adicional de Laura Noonan; editado por Mark Potter; información adicional de Jesús Aguado y de Andrés González en Madrid; huw.jones@thomsonreuters.com; +44 207 542 3326; Reuters Messaging: huw.jones.thomsonreuters.com@reuters.net, editado en español por Gabriela Donoso

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below