Precios bonos del Tesoro caen por alentador panorama económico EEUU

martes 29 de abril de 2014 12:15 GYT
 

Por Gertrude Chavez-Dreyfuss

NUEVA YORK (Reuters) - Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense caían por segunda sesión consecutiva el martes debido al optimismo por el panorama para la economía de Estados Unidos, en momentos en que se espera que la Reserva Federal continúe reduciendo el estímulo monetario y los inversores anticipan un sólido reporte laboral.

Se espera que la Fed, que inicia el martes una reunión de política monetaria de dos días, continúe reduciendo su programa de compra de activos -un escenario negativo para los bonos del Tesoro-, porque la mayor economía del mundo aparentemente está en un camino estable de recuperación.

Es improbable que la Fed altere su orientación futura sobre las tasas de interés.

Los rendimientos de los bonos a 30 años y las notas referenciales a 10 años tocaron máximos de casi una semana, impulsados por una menor atención del mercado a las tensiones geopolíticas entre Ucrania y Rusia.

Estados Unidos impuso nuevas sanciones contra Rusia el lunes, algo que algunos en el mercado consideraron una medida demasiado leve y que tendría un impacto reducido.

El volumen en el mercado era en general moderado debido a que los mercados japoneses se encontraban cerrados por un feriado.

Un sondeo de Reuters mostró que economistas esperan que la economía estadounidense haya creado 210.000 puestos de trabajo en marzo.

Los bonos del Tesoro a 10 años en Estados Unidos caían 10/32 en precio para rendir un 2,71 por ciento, desde el 2,70 por ciento del lunes. Los rendimientos llegaron a subir hasta un 2,73 por ciento, el nivel más alto desde el 24 de abril.   Continuación...

 
El edificio del Departamento del Tesoro en Washington, sep 29 2008. Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense caían por segunda sesión consecutiva el martes debido al optimismo por el panorama para la economía de Estados Unidos, en momentos en que se espera que la Reserva Federal continúe reduciendo el estímulo monetario y los inversores anticipan un sólido reporte laboral. REUTERS/Jim Bourg