Peso mexicano podría ver 18.0 unidades por dólar en 2017 con triunfo de Clinton en EEUU: IMEF

martes 18 de octubre de 2016 16:47 GYT
 

CIUDAD DE MÉXICO, 18 oct (Reuters) - El peso mexicano podría apreciarse a 18.0 unidades por dólar al cierre del próximo año, en un escenario de triunfo de la demócrata Hillary Clinton en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, dijo el martes un influyente grupo de ejecutivos financieros.

Una proyección para el peso basada en una victoria del republicano Donald Trump es muy difícil de elaborar debido a la elevada incertidumbre que existe en torno a la posibilidad que el candidato cumpla con todas sus propuestas.

Un sondeo entre 30 economistas elaborado por el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) arrojó una mediana de 18.0 pesos por dólar para fines del 2017 y de 18.90 para el cierre de este año.

El rango de pronósticos para 2017 osciló entre 17.50 y 20.20 pesos por billete verde. La moneda mexicana se apreció el martes un 1.25 por ciento a 18.6395 unidades por dólar en el precio final del banco central.

"Todas estas variables están presupuestadas bajo el escenario Clinton, porque el otro escenario ni siquiera nos atrevemos a presupuestarlo", dijo Joaquín Gándara, presidente del IMEF, en rueda de prensa.

"La verdad es que es tanta la incertidumbre de lo que pasaría bajo ese escenario (victoria de Trump) que los supuestos para construirlo tendríamos que inventarlos y podría salir cualquier cosa", agregó.

Trump, actualmente detrás de Clinton en los sondeos , ha usado en su campaña un discurso agresivo contra México, prometiendo construir un muro en la frontera entre ambos países, masivas deportaciones de inmigrantes ilegales y la revisión de un tratado comercial.

El peso mexicano ha sido una de las divisas más golpeadas de los mercados emergentes, con una caída frente al dólar de un poco más del 8.0 por ciento en lo que va del año y del 16.84 por ciento el año pasado.

Algunos operadores han atribuido a la posibilidad de un triunfo de Trump parte de las pérdidas de este año, además del futuro de la política monetaria en Estados Unidos y los volátiles precios internacionales del crudo. (Reporte de Luis Rojas y Miguel Angel Gutiérrez, editado por Manuel Farías)