28 de marzo de 2014 / 19:40 / hace 3 años

ACTUALIZA 1-SONDEO-Brasil seguiría elevando tasas mientras inflación se acelere

(Agrega detalles)

Por Silvio Cascione

BRASILIA, 28 mar (Reuters) - Brasil mantendría su ciclo de alzas de tasas al menos hasta mayo, para combatir una inflación que amenaza con superar el objetivo oficial durante la campaña para las elecciones presidenciales de este año, mostró el viernes un sondeo de Reuters.

Brasil subirá la tasa de interés de referencia Selic por novena vez seguida a un 11,00 por ciento en su reunión del 1 y 2 de abril, según los 62 economistas encuestados en un sondeo de Reuters.

Actualmente, la tasa Selic está en un 10,75 por ciento.

Al incremento en la tasa de la semana próxima le seguiría otra alza de 25 puntos básicos en mayo, según 30 de 54 previsiones en el sondeo.

Después de mayo, el banco central haría una pausa hasta enero en su ciclo de endurecimiento. Sin embargo, el sondeo muestra que muchos analistas no descartan más alzas si la inflación sigue empeorando.

Las cifras sugieren una serie de alzas más prolongada de lo que se anticipaba hace un mes, cuando el Banco Central frenó el ritmo de las subidas de las tasas a 25 puntos básicos desde 50 puntos básicos, y parecía listo para cerrar uno de los ciclos de endurecimiento monetario más agresivos del mundo.

Desde entonces, una severa sequía ha elevado el precio de los alimentos y creó incertidumbre sobre un posible aumento en los costos de la energía durante este año.

Según el sondeo, la inflación anual podría llegar a un 6,6 por ciento para septiembre, fuera del rango meta del banco central de un 4,5 por ciento, con dos puntos porcentuales de margen.

"Sospechamos que el Banco Central querría cerrar el ciclo de alzas más pronto que tarde, si pudiera. Desafortunadamente, no puede", escribió Marcelo Carvalho, jefe de investigación económica de América Latina en BNP Paribas.

Los altos precios han sido un dolor de cabeza para las autoridades brasileñas, minando el apoyo de la presidenta Dilma Rousseff mientras busca otro periodo de 4 años al mando del país en las elecciones de octubre.

También ha erosionado la credibilidad del Banco Central entre algunos inversionistas, especialmente después de que el comité que fija las tasas, liderado por Alexandre Tombini, recortó el tipo rector de la economía a mínimos históricos en 2011 y 2012 pese a un ajustado mercado laboral.

GOLPE TRAS GOLPE

Las perspectivas de una serie más larga de alzas de tasa crecieron el jueves, luego de que el Banco Central elevara su pronóstico inflacionario del 2014 a un 6,1 por ciento desde el 5,6 por ciento previo.

El banco reconoció un remezón temporario en los precios de los alimentos y notó que la inflación anual podría no caer hacia el centro de la meta en los próximos dos años.

"El banco erró al aflojar las alzas de tasas. Eso es lo que nos dice su propio modelo de pronósticos", dijo Alex Agostini, jefe economista de Austin Rating, en Sao Paulo.

Una desconexión entre los precios regulados por el Gobierno y aquellos de libre flotación hacen que la tarea del Banco Central sea incluso más desafiante.

Analistas estiman que el Gobierno de Brasil posee muy poco espacio para seguir evitando que la gasolina, la energía y las tarifas de bus suban, lo que podría significar que las tasas de interés se eleven incluso más para compensar el impacto de esos costos sobre el resto de la economía.

Por ahora, la mayoría de los economistas concuerda con el Banco Central y el ministro de Hacienda, Guido Mantega, en que la inflación caerá un poco antes de fines de año y cerrará el 2014 dentro del rango de la meta.

No obstante, cuatro economistas que participaron en el sondeo prevén que las autoridades no lograrán la meta para fin de año. La mayor estimación, entregada por Banco Original do Agronegocio, ve una inflación del 7,0 por ciento para finales de año.

"La visión del banco de que el actual alza en la inflación es temporal es muy arriesgada porque podría no ser el caso. De ser así, la estrategia de elevar las tasas en 25 puntos por reunión no estabilizará la inflación", dijo Marcelo Cypriano, economista del Banco Original do Agronegocio.

El sondeo también reiteró que la mayoría cree que los esfuerzos de Brasil por apuntalar sus finanzas públicas y lograr un superávit de 99.000 millones de reales antes de los pagos de interés este año fracasarán.

La mediana de 30 pronósticos en el sondeo proyectó un superávit primario de un 1,5 por ciento del PIB este año, comparado con la meta del 1,9 por ciento.

Según el sondeo, la economía de Brasil crecería un 1,8 por ciento este año y un 2,0 por ciento el próximo. (Editado por Javier López de Lérida)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below