Banco central de Brasil optará por respuestas "clásicas" ante riesgos globales: Tombini

sábado 29 de marzo de 2014 17:05 GYT
 

Por Alonso Soto

COSTA DO SAUIPE, 29 mar (Reuters) - Brasil seguirá respondiendo en "forma clásica" a los cambios en la economía global que han hecho que los flujos de capital salgan desde los mercados emergentes, dijo el sábado el presidente del banco central brasileño, Alexandre Tombini.

El economista con estudios en Estados Unidos afirmó que Brasil ha seguido registrando una entrada de capitales desde el extranjero, lo que daría cuenta de la efectividad de las políticas de las autoridades.

"Brasil ha respondido y seguirá respondiendo en una forma clásica y robusta a los desafíos presentados por el nuevo panorama internacional", declaró Tombini en un discurso durante el foro del Instituto Internacional de Finanzas en Costa do Sauípe.

El retiro de los estímulos monetarios en Estados Unidos y una desaceleración de la economía china han provocado un éxodo de inversores extranjeros desde países con economías emergentes otrora pujantes.

El año pasado, el banco central brasileño lanzó un programa cambiario diario para vender swaps cambiarios -derivados que entregan cobertura contra pérdidas por tipo de cambio- para aliviar la volatilidad del tipo de cambio.

Un real brasileño más débil eleva el valor de las importaciones y acelera la inflación.

Bajo la dirección de Tombini, el banco central ha elevado desde abril la tasa de interés referencial, Selic, en 350 puntos base, a un 10,75 por ciento, en un intento por contener la inflación, que ha permanecido por sobre el centro de la meta oficial durante los últimos dos años.

El banco elevó fuertemente el jueves su pronóstico de inflación para el 2014, señalando que podría prolongar su ciclo de aumentos de la tasa de interés para combatir la inflación persistentemente alta.

El banco central aumentó su pronóstico de inflación para el 2014 a un 6,1 por ciento desde su estimación anterior de un 5,6 por ciento debido a que una severa sequía en el sur de Brasil ha afectado a los cultivos y ha provocado un alza de los precios de los alimentos. (Traducido y editado en español por Patricio Abusleme)