Pasado de Cuba genera escepticismo sobre nueva ley de inversión extranjera

lunes 31 de marzo de 2014 11:20 GYT
 

Por Daniel Trotta

LA HABANA, 31 mar (Reuters) - Cuba se ha declarado abierta a los negocios con una nueva ley de inversión extranjera, pero enfrenta un profundo escepticismo debido a una historia que incluye el encarcelamiento de algunos ejecutivos y la búsqueda de mayor control en emprendimientos que resultan exitosos.

La Asamblea Nacional aprobó el sábado una ley que abraza al capital extranjero como crucial para el desarrollo económico de Cuba, pero decepcionó a quienes esperaban mayores cambios, como permitir que las empresas extranjeras contraten libremente a sus empleados cubanos en lugar de a través del gobierno.

Privada de inversiones de Estados Unidos debido a un embargo comercial, Cuba dice que necesita entre 2.000 y 2.500 millones de dólares anuales en inversión extranjera directa para lograr su meta de un crecimiento anual de un 7 por ciento.

Economistas calculan que la inversión extranjera directa en Cuba ronda hoy apenas unos pocos cientos de millones de dólares y la economía debe creer sólo un 2,2 por ciento este año.

La nueva ley, que entrará en vigor en un plazo de 90 días, recorta a la mitad los impuestos sobre las utilidades, elimina el impuesto al uso de mano de obra y ofrece una moratoria de ocho años para empezar a tributar sobre las ganancias

Con una economía que sufre de desinversiones crónicas, Cuba quiere seducir a los inversores extranjeros. Entre los sectores que necesitan inversión figura la agricultura, infraestructura, azúcar, níquel, la renovación de edificios y negocios de bienes raíces como los condominios y los campos de golf.

La nueva ley es parte de las reformas impulsadas por el presidente Raúl Castro para reducir el peso del Estado en la economía e impulsar el crecimiento, impensables hasta que su hermano Fidel le transfirió formalmente el poder en el 2008.

Parece ser un genuino intento por insertar a Cuba en la economía global, aunque la experiencia de algunos empresarios extranjeros en el pasado sugiere prudencia.   Continuación...