Peso chileno cae por compras de dólares de corredores externos

miércoles 2 de abril de 2014 12:46 GYT
 

SANTIAGO, 2 abr (Reuters) - El peso chileno cerró la jornada del miércoles con un importante retroceso frente al dólar, presionado por una alta demanda de divisas proveniente de corredores extranjeros, lo que contrarrestó los efectos del buen desempeño de los mercados externos.

* Al término de la sesión, el peso bajó un 0,49 por ciento a 553,30 unidades por dólar comprador y 553,60 unidades vendedor.

* Durante el 2014, el peso acumula una caída de un 4,92 por ciento frente a la divisa estadounidense, que se compara con una depreciación del 9,01 por ciento que registró al cierre del año pasado.

* Operadores dijeron que la fuerte caída que registró hasta la semana pasada la divisa estadounidense incentivó el cierre de posiciones en dólares por parte del mercado local, a lo que luego se agregaron corredores externos, lo cual ejerció una fuerte presión sobre el peso.

* El lunes, el peso logró su mayor valor de cierre en más de un mes y se situó por debajo de los 550 unidades por dólar.

* Las bolsas de valores europeas cerraron el miércoles con una leve alza, similar comportamiento al que mostraban los principales índices de Wall Street y el precio del cobre, que son los principales indicadores que afectan al tipo de cambio local.

* El cobre, la principal exportación del país, se cotizaba con un alza de alrededor del 0,2 por ciento, al ceder ganancias por preocupaciones por la demanda por parte de China, el mayor comprador mundial del metal.

* A primera hora, el precio del metal había alcanzado su mayor nivel en tres semanas, tras un terremoto en el norte de Chile, que generó preocupaciones por el suministro que se fueron disipando en el transcurso de la jornada.

Las transacciones electrónicas en el mercado cambiario local llegaron a 1.439 millones de dólares contra los 1.359 millones negociados en la jornada anterior.

Para ver cotizaciones de dólar spot, hacer doble click en . (Por Froilán Romero. Editado por Antonio de la Jara)