3 de abril de 2014 / 21:08 / hace 3 años

Contratiempos amenazan metas de producción de petróleo y gas de Petrobras

Por Jeb Blount

RIO DE JANEIRO, 3 abr (Reuters) - La petrolera estatal brasileña Petrobras sufrió otro revés en sus esfuerzos por aumentar la producción de crudo el mes pasado, luego de que un tubo de acero de 2,3 kilómetros que instalaba la contratista italiana Saipem SpA se cayó en el océano Atlántico.

El 16 de marzo, el aparejo usado para colocar el tubo en su posición en una plataforma flotante de petróleo colapsó y el tubo se hundió a unos 1.800 metros en el fondo del mar.

El tubo valía alrededor de 2 millones de dólares, pero el costo del accidente será mucho más alto, dijeron a Reuters dos fuentes con conocimiento directo de la situación.

Al retrasarse al menos un mes las tareas para ampliar Roncador, el segundo mayor campo petrolero de Brasil, Petrobras perderá decenas de millones de dólares en producción de petróleo, salarios y arrendamientos de equipo cuando menos se lo puede permitir.

"La serie de problemas de gestión y de ingeniería que la empresa enfrenta es desconcertante", dijo Cleveland Jones, profesor e investigador del Instituto Nacional de Petróleo y Gas de Brasil de la Universidad Estatal de Río de Janeiro.

"Esto puede haber sido un accidente desafortunado, pero se produce en momentos en que los problemas de organización de la empresa son cada vez más evidentes", agregó.

La producción de petróleo y gas de Petrobras volvió a caer en febrero frente al año anterior, extendiendo a más de cinco años el estancamiento de la producción.

A pesar de un plan de inversión de 221.000 millones de dólares a cinco años, la compañía ha tenido poco éxito en transformar los gigantescos descubrimientos en alta mar en un aumento de la producción.

Petrobras dijo en febrero que planea aumentar su producción en Brasil entre un 6,5 y un 8,5 por ciento a un máximo de 2,07 millones de barriles por día (bpd) en el 2014.

Ese sería su primer aumento interanual desde 2011.

En momentos en que la producción de los campos más antiguos está cayendo, los retrasos en los nuevos yacimientos podrían poner ese objetivo en riesgo.

El Gobierno de Brasil, el principal accionista de la compañía, también necesita de la producción para pagar parte de un enorme aumento de los programas de educación y salud.

Petrobras, en respuesta a preguntas de Reuters, dijo que el accidente no afectará los esfuerzos por aumentar la producción en Roncador, y que se le entregarán nuevas tuberías de las existencias de la empresa a Saipem SpA, que no quiso hacer comentarios.

Si eso no ocurre tomaría unos seis meses hacer el pedido y fabricar un reemplazo.

Además de Roncador, plataformas en los campos Parque das Baleias y Papa Terra también están retrasadas.

(Reporte adicional de Stephen Jewkes en Milán. Editado en español por Rodrigo Charme)

REUTERS RCH PAD JLL

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below