SONDEO-Banco Central Brasil haría pausa en alzas de tasas pese a alta inflación

viernes 23 de mayo de 2014 14:25 GYT
 

Por Silvio Cascione

BRASILIA, 23 mayo (Reuters) - El Banco Central de Brasil haría una pausa en su ciclo de alzas de tasas de interés la próxima semana tras llevarlas al mayor nivel en más de dos años, esperando haber hecho lo suficiente para mantener la inflación bajo control, de acuerdo a un sondeo de Reuters.

Cuarenta y ocho de 58 economistas consultados esperan que el Banco Central brasileño mantenga su tasa de interés referencial Selic en un 11 por ciento en su reunión del 27 y 28 de mayo. Sólo 10 encuestados pronosticaron un alza de 25 puntos básicos, la que sería la décima consecutiva desde abril del 2013.

Muchos advirtieron sobre los riesgos de tal decisión, asegurando que frenar las alzas con una inflación sobre el 6 por ciento podría empañar la credibilidad del banco y solo incrementaría la necesidad de aumentos mayores en menos de un año.

Pese a la actuación del Banco Central, la inflación en Brasil apenas se ha desacelerado frente a un año atrás, golpeando la confianza de las empresas y los consumidores y amenazando la amplia ventaja de la presidenta Dilma Rousseff en su camino a la reelección en octubre.

"Nuevas alzas de tasas aún son necesarias, aunque sucedan en pequeños pasos de 25 puntos básicos", dijo Axel Agostini, economista jefe de Austin Rating en Sao Paulo. "Pero el Banco Central acomodó la inflación en alrededor del nivel del 6 por ciento y esto parece satisfactorio para ellos, por ahora".

El organismo emisor tiene un objetivo de inflación del 4,5 por ciento, con un margen de tolerancia de +/- 2 puntos porcentuales.

Los funcionarios del Banco Central han dicho que es muy pronto para decir que la política monetaria no logró llevar la inflación de vuelta al 4,5 por ciento, ya que actúa con un retraso y gran parte de los efectos sobre los precios aún deben producirse.

El panorama para mantener estable la tasa de interés fue fortalecido esta semana debido a señales de que un reciente repunte en los precios de los alimentos ha perdido impulso. La tasa de inflación anual en Brasil actualmente se ubica en un 6,3 por ciento.

Pero economistas dijeron que frenar las alzas ahora empeoraría el problema inflacionario porque el origen del problema se mantiene: la baja productividad, el fuerte gasto público y un ajustado mercado laboral. (Reporte de Silvio Cascione, traducido por Manuel Farías, editado en español por Gabriela Donoso)