Producción de televisores y bebidas crece en Brasil por cercanía del Mundial

miércoles 4 de junio de 2014 17:00 GYT
 

RIO DE JANEIRO, 4 jun (Reuters) - El Mundial de fútbol ha contribuido con al menos dos actividades de la economía brasileña, la producción de televisores y de bebidas, que crecieron en abril en contraste con un retroceso de la industria en general, según datos publicados el miércoles por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Entre los bienes de consumo durables, sector que cayó un 12 por ciento en abril en comparación al mismo mes del año anterior, el de productos electrónicos fue el único grupo que registró un resultado positivo, con un avance del 20,9 por ciento.

Entre enero y abril, el grupo de productos electrónicos o "línea marrón" -compuesto en un 70 por ciento por la fabricación de aparatos de televisión- registró un crecimiento del 42,7 por ciento según el reporte de la oficina estadística estatal.

En el grupo de bienes semi y no durables, cuya caída fue de 3,9 por ciento en abril respecto al mismo período del 2013, la producción de bebidas creció un 2,5 por ciento en la misma base de comparación, impulsada sobre todo por la producción de bebidas alcohólicas y refrescos.

Para el primer trimestre, el avance fue del 2,8 por ciento.

"Las cervezas y los refrescos impulsaron esos resultados", dijo André Macedo, economista del IBGE.

"El efecto Mundial tal vez aquí sea más explicativo de ese crecimiento en los primeros meses del 2014, dado que el comportamiento de esa actividad es completamente distinto de lo que se vino observando en el pasado", agregó.

Macedo destacó la importancia del Mundial que comienza el 12 de junio como influencia sobre las cifras.

"Es mucho más una expectativa de un consumo mayor (durante el Mundial), y eso hace que las empresas anticipen también una mayor producción", explicó.

Según el IBGE, la producción industrial bajó un 0,3 por ciento en abril respecto a marzo, mientras que cayó un 5,8 por ciento en relación con el mismo mes del 2013. (Por Felipe Pontes; traducido por Damián Pérez, editado en español por Hernán García)