Rousseff endurece sus ataques contra Silva, que lidera la carrera presidencial en Brasil

viernes 5 de septiembre de 2014 11:49 GYT
 

Por Anthony Boadle y Jeferson Ribeiro

BRASILIA, 5 sep (Reuters) - Las buenas perspectivas en los sondeos de Marina Silva para ganar las elecciones brasileñas del próximo mes llevaron a la campaña de la presidenta, Dilma Rousseff, a endurecer su tono y retratar a su rival como una apuesta peligrosa apoyada por una elite financiera inconsciente.

El equipo de Rousseff espera contrarrestar el fuerte ascenso en las encuestas de la candidata ambientalista presentándola como un obstáculo al desarrollo del país y una amenaza a los avances sociales logrados tras 12 años de gobierno del izquierdista Partido de los Trabajadores.

Para ello, están disparando contra su punto más débil: su falta de apoyo en el Congreso, algo que, según argumentan, le llevaría a liderar un gobierno inestable.

La estrategia parece estar dando resultado, ya que dos sondeos mostraron esta semana que su crecimiento se ha estancado, si bien sigue primera para una eventual segunda vuelta. Además, Rousseff recuperó algo de terreno y bajó sus altas cifras de rechazo.

ICONO ANTISISTEMA

Hija de unos recolectores de caucho de la Amazonia que aprendió a leer con 16 años, Silva se ha convertido en la mayor esperanza de la clase empresarial para sacar al PT del poder. Asimismo, es un auténtico icono antisistema que está capturando el apoyo de los votantes cansados de la corrupción y la política tradicional.

Sin embargo, en un anuncio televisivo de la campaña de Rousseff, se alerta contra sus promesas: "Los sueños están bien, pero en las elecciones hay que volver a la tierra y a la realidad".   Continuación...