5 de septiembre de 2014 / 15:53 / hace 3 años

Rousseff endurece sus ataques contra Silva, que lidera la carrera presidencial en Brasil

Por Anthony Boadle y Jeferson Ribeiro

BRASILIA, 5 sep (Reuters) - Las buenas perspectivas en los sondeos de Marina Silva para ganar las elecciones brasileñas del próximo mes llevaron a la campaña de la presidenta, Dilma Rousseff, a endurecer su tono y retratar a su rival como una apuesta peligrosa apoyada por una elite financiera inconsciente.

El equipo de Rousseff espera contrarrestar el fuerte ascenso en las encuestas de la candidata ambientalista presentándola como un obstáculo al desarrollo del país y una amenaza a los avances sociales logrados tras 12 años de gobierno del izquierdista Partido de los Trabajadores.

Para ello, están disparando contra su punto más débil: su falta de apoyo en el Congreso, algo que, según argumentan, le llevaría a liderar un gobierno inestable.

La estrategia parece estar dando resultado, ya que dos sondeos mostraron esta semana que su crecimiento se ha estancado, si bien sigue primera para una eventual segunda vuelta. Además, Rousseff recuperó algo de terreno y bajó sus altas cifras de rechazo.

ICONO ANTISISTEMA

Hija de unos recolectores de caucho de la Amazonia que aprendió a leer con 16 años, Silva se ha convertido en la mayor esperanza de la clase empresarial para sacar al PT del poder. Asimismo, es un auténtico icono antisistema que está capturando el apoyo de los votantes cansados de la corrupción y la política tradicional.

Sin embargo, en un anuncio televisivo de la campaña de Rousseff, se alerta contra sus promesas: "Los sueños están bien, pero en las elecciones hay que volver a la tierra y a la realidad".

Las políticas económicas de libre mercado recientemente abrazadas por Silva para restaurar la confianza empresarial también han sido objeto de ataque por Rousseff, quien aseguró esta semana que provocarán un aumento del desempleo.

Su propuesta de dotar de independencia total al Banco Central también fue criticada por sus rivales como una maniobra para poner la política monetaria al servicio de bancos privados "oligopólicos".

La acusación de connivencia con la elite bancaria se debe a que una de sus principales apoyos es Maria Alice Setubal, una multimillonaria heredera de una de las familias que controla Itau Unibanco Holding SA, el mayor banco de Latinoamérica por valor de mercado.

En respuesta a esta ofensiva, una mesurada Silva acusó a la presidenta de llevar adelante la misma política de terror que sufrió el Partido de los Trabajadores antes de llegar al poder.

UN "PESO PESADO" LLAMADO LULA

Para aumentar el respaldo de la poco carismática Rousseff, su mentor y predecesor en el cargo, Luiz Inacio Lula da Silva, ha entrado en campaña a su lado.

"Mientras tenga fuerza, lucharé para evitar que la gente que no hizo nada en 500 años vuelva para arruinarlo todo", afirmó Lula -aún el político más popular de Brasil- en una cuenta recién creada en Twitter.

Asimismo, desde el campo de Rousseff también buscan opacar la gestión de Silva como ministra de Medio Ambiente de Lula, acusándola de retrasar las licencias para presas hidroeléctricas en la Amazonia, necesarias para cubrir el creciente déficit eléctrico de Brasil.

Las críticas de Silva a los combustibles fósiles también serán usadas para poner en duda su compromiso con la extracción de las vastas reservas petrolíferas en mar abierto, una fuente de orgullo nacional en el país, mientras se destaca el éxito de Rousseff para lograr que el Congreso asignara el 10 por ciento de los beneficios del petróleo para educación.

Sin embargo, atacar muy fuertemente a Silva, una frágil figura cuya salud se vio debilitada por la malaria y el envenenamiento por mercurio cuando trabaja de niña en una plantación de caucho, podría ser contraproducente y aumentar el rechazo a la mandataria en los sondeos.

"No planeamos demoler a Marina Silva. Eso podría acabar victimizándola", reconoció un asesor de la presidenta. (Reporteo adicional de Brian Winter. Editado en español por Carlos Serrano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below