Tanquero con crudo argelino descarga parcialmente en Venezuela, parte a San Eustaquio

viernes 31 de octubre de 2014 14:56 GYT
 

HOUSTON, 31 oct (Reuters) - El tanquero Carabobo cargado con crudo ligero argelino para Venezuela terminó su entrega en el terminal de Jose y emprendió viaje a la isla caribeña de San Eustaquio, donde descargará el resto del embarque, según datos de rastreo de cargueros de Reuters y un documento de la estatal PDVSA.

La llegada del petróleo de Argelia marca la primera importación de crudo que realiza Venezuela, que a fines de la década de 1990 adquirió condensados de Nigeria también para mezclarlos con su producción de crudo pesado de la Faja del Orinoco mientras construía los cuatro mejoradores de crudo que hoy operan. Esas compras cesaron en el 2000.

El buque con bandera de Singapur, operado por una empresa mixta entre PDVSA y PetroChina, entregó 700.000 barriles de crudo Saharan Blend en Venezuela para ser utilizados como diluyente de los crudos extrapesados locales, mostró un reporte de importaciones y exportaciones de PDVSA.

El carguero, con una capacidad de dos millones de barriles, emprendió viaje el viernes al terminal Statia, operado por la estadounidense NuStar, en la isla de San Eustaquio.

PDVSA firmó a principios del 2014 un contrato de arrendamiento de parte de la instalación para ser utilizada como centro de mezcla y almacenamiento. Está previsto que el embarque llegue a la isla caribeña el sábado.

Venezuela, un prominente exportador de petróleo miembro de la OPEP, no cuenta con una vasta infraestructura para manejar importaciones. Sólo algunos de sus puertos y terminales tinen la logística necesaria para la descarga y el transporte de las compras de petróleo y la mayoría de ellos están siendo usados para recibir las crecientes importaciones de combustible.

Un segundo embarque de crudo argelino para Venezuela, a bordo del buque de gran tamaño Boston, está siendo cargado en el puerto de Bejaia y está previsto que emprenda viaje al terminal Jose en los próximos días.

Tras confirmar las compras, PDVSA dijo este mes que las importaciones de crudo son "ocasionales" y que la mayoría se realizará mientras un mejorador de crudo de 270.000 barriles por día (bpd), operado por la noruega Statoil y la francesa Total, se mantiene suspendido por un importante trabajo de mantenimiento durante noviembre.

No obstante, expertos sostienen que un descenso en la producción local de crudos ligeros y medianos que estaban siendo utilizados como diluyentes en Venezuela y retrasos en la construcción de nuevos mejoradores, están dejando a PDVSA sin opciones para reemplazar las importaciones en el corto plazo. (Reporte de Marianna Parraga; Editado en español por María Cecilia Mora)