COLUMNA-Por qué Argentina es la formación de esquisto más atractiva fuera de EEUU

lunes 3 de noviembre de 2014 17:02 GYT
 

(John Kemp es un analista de mercado de Reuters. Las visiones expresadas son propias)

Por John Kemp

LONDRES, 3 nov (Reuters) - La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, es la clase de líder política populista que a los mercados financieros les encanta odiar.

Para los intereses empresariales y los medios se ha convertido en una villana arquetípica, un símbolo de todo lo que ha ido mal en la economía de su país durante el último siglo.

La disfunción económica argentina es legendaria, con una polarización política extrema, cesación de pagos en serie, devaluaciones, hiperinflación y expropiaciones de propiedad extranjera, culminando con la nacionalización de la compañía petrolera YPF en 2012 y un enfrentamiento con tribunales estadounidenses en 2014 por la deuda impaga.

El país sigue fuera de los mercados internacionales de deuda, mientras sus abogados discuten cómo pagar a los tenedores de bonos reestructurados sin tener que cancelar también a los inversores que se negaron a participar en canjes de deuda.

El Gobierno federal mantiene estrictos controles sobre las importaciones, al igual que sobre las repatriaciones de capital y de ganancias, para proteger las magras reservas de divisas extranjeras de Argentina.

La mejor manera de describir las relaciones entre el Gobierno y la mayoría de la comunidad empresarial y los inversores extranjeros es confrontacional.

En el sector de la energía, la producción de petróleo y gas se ha estancado en las dos últimas décadas mientras ha subido el consumo, añadiendo presión a la balanza de pagos.   Continuación...