Gobierno de Colombia modifica propuesta tributaria ante críticas de empresarios, pero mantiene monto

martes 9 de diciembre de 2014 23:09 GYT
 

BOGOTÁ, 9 dic (Reuters) - El Gobierno de Colombia anunció el martes modificaciones a una propuesta tributaria con la que busca reemplazar recursos de impuestos que expiran a finales de este año, debido al rechazo del sector empresarial que alertó que podría desalentar la inversión en el país andino.

No obstante, la reforma fiscal mantiene la intención de recaudar unos 53 billones de pesos (23.000 millones de dólares) en los próximos cuatro años, precisó el Ministerio de Hacienda.

El Congreso aprobó la semana pasada en el primero de dos debates el cobro en una tabla escalonada del denominado impuesto a "la riqueza", a compañías y personas con patrimonios superiores a 1.000 millones de pesos (unos 434.000 dólares), lo que fue criticado por los diferentes gremios empresariales.

Además el proyecto establece una sobretasa al tributo sobre las utilidades que generan las compañías, conocido como CREE, para ganancias superiores a 1.000 millones de pesos anuales.

"Hoy estuvimos trabajando con los ponentes (de la reforma), analizando los acuerdos a los que llegamos con el consejo gremial, incorporándolos, debatiéndolos, de manera que la ponencia ya viene con estos artículos que fueron acordados", dijo a periodistas el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

El funcionario precisó que el proyecto será debatido el miércoles en la Plenaria del Senado.

En la nueva propuesta se disminuyó el porcentaje en el impuesto al patrimonio -el cual es considerado inconveniente por los empresarios-, al tiempo que se incrementa el CREE, dijo Efraín Cepeda, uno de los congresistas encargado de coordinar la propuesta con el Gobierno y el legislativo.

"El impacto en la clase media es prácticamente nulo", dijo Cepeda, quien afirmó que la reforma es clave para mantener los planes de inversión del Gobierno.

Pero la mitad de las compañías petroleras que operan en Colombia considera reducir o cancelar su inversión en exploración en los próximos dos años, por un aumento de los impuestos, las demoras en las licencias, las protestas sociales y los ataques de la guerrilla.

La reforma tributaria se presenta en medio de un panorama fiscal incierto debido a la expectativa de una caída en los ingresos fiscales de la cuarta mayor economía de América Latina por el desplome de los precios internacionales del petróleo, su principal fuente de dinero, lo que podría afectar el gasto público y reducir el crecimiento económico.

El fin de semana, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo en una entrevista con Reuters que el Gobierno reducirá su meta de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) del próximo año desde un objetivo original de 4,8 por ciento, debido al impacto de la caída del precio del crudo. (Reporte de Nelson Bocanegra y Mónica García)