18 de diciembre de 2014 / 19:59 / hace 3 años

Argentina busca bajar precio local de combustibles sin afectar inversiones en Vaca Muerta

BUENOS AIRES, 18 dic (Reuters) - El Gobierno argentino negocia una baja del precio de los combustibles domésticos, mientras que las empresas buscan evitar una reducción importante del valor del barril de crudo para que no se afecte la producción, dijeron a Reuters fuentes con conocimiento de la negociaciones.

El precio del barril que cobran las petroleras en el país sudamericano está desvinculado de la cotización internacional, que caía el jueves a menos de 60 dólares. En Argentina, las empresas reciben 84 dólares por barril.

"Se está evaluando una baja en el precio de la nafta (gasolina)", dijo a Reuters una fuente con conocimiento de las negociaciones, que descartó una reducción del 7 por ciento en las naftas de YPF, petrolera bajo control estatal, como informaron algunos medios locales.

A su vez, una fuente del Ministerio de Economía confirmó a Reuters que "se estudia la situación internacional, la situación del sector y entre ellas, el precio de las naftas".

La reducción de los precios de los combustibles podría llevar a un menor precio del barril, pero "no mucho, porque si no le pegás un freno a la industria", dijo una fuente cercana a las conversaciones.

Una opción que se está evaluando es compensar a las petroleras con algún tipo de beneficio impositivo, agregó.

Mantener un alto precio del barril es importante para atraer los 200.000 millones de dólares que se necesitan para desarrollar Vaca Muerta, una formación que podría albergar la mayor reserva de hidrocarburos no convencionales del mundo, y con la que el país busca volver a ser autosuficiente en energía.

"Argentina tiene el precio desvinculado del internacional, entonces, mientras el Gobierno lo mantenga así, Vaca Muerta seguirá siendo interesante", dijo a Reuters un ejecutivo de una empresa internacional que pidió no ser identificado.

GASOLINA FUERA DE ALCANCE

La caída importante que ha tenido el precio del petróleo en el mundo y la inflación galopante que sufre el país sudamericano llevan al Gobierno a buscar una reducción de los precios de las gasolinas, que han aumentado cerca de un 60 por ciento en el año.

Jorge Romani, cerrajero de 63 años, usa su camioneta para trabajar y el alza de costos lo ha llevado a pensar en invertir 15.000 pesos (1.750 dólares) en un equipo de gas, un combustible mucho más barato que la gasolina.

"Por lógica, las naftas tendrían que seguir el precio del petróleo, pero acá seguramente seguirán subiendo porque siguen el precio del dólar", dijo mientras esperaba que le llenaran el tanque en una estación de servicio de YPF en Buenos Aires.

"Pasándome a gas podría ahorrar un tercio de lo que gasto mensualmente en naftas", agregó.

La desvinculación del precio local del petróleo del internacional ayudó a mantener los precios de las naftas bajo control en Argentina en momentos en que el crudo cotizaba sobre los 100 dólares.

"Cuando el precio del petróleo era más alto, las petroleras subsidiaban a la población cobrando menos por barril, ahora son los consumidores quienes subsidian a las empresas", dijo a Reuters Sebastián Scheimberg, un analista de energía de la consultora Montamat & Asociados.

"Ahora se preguntan por qué vamos a bajar el precio si cuando subía, no lo subimos", agregó el analista. (Reporte de Eliana Raszewski; Editado por Javier López de Lérida/Nicolás Misculin)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below