19 de enero de 2015 / 19:40 / hace 3 años

Humala rechaza acusaciones de seguimiento a adversarios políticos en Perú

LIMA, 19 ene (Reuters) - El presidente de Perú, Ollanta Humala, rechazó el lunes acusaciones de que el Gobierno esté detrás de un supuesto espionaje a dirigentes opositores y altos funcionarios propios a través de los servicios de inteligencia locales.

Medios peruanos han difundido en los últimos días reportes de que presuntos miembros de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) habrían realizado un seguimiento a un ex primer ministro del gobierno del ex presidente Alan García, potencial candidato presidencial para las elecciones del 2016.

El espionaje tenía el propósito de conocer los “puntos débiles de los enemigos políticos para desprestigiarlos”, según la denuncia de la revista local Correo Semanal.

Y el fin de semana un canal de televisión mostró un documento policial que indicaba que agentes de la DINI fueron sorprendidos cuando seguían a la vicepresidenta Marisol Espinoza. La funcionaria está distanciada del Gobierno, que no la apoyó en 2014 para que sea elegida presidenta del Congreso.

“Acusaciones de coartar la libre expresión o realizar actividades proscritas de seguimiento a opositores no tienen cabida en mi Gobierno”, dijo Humala en una declaración leída junto a todo su gabinete de ministros en Palacio de Gobierno.

“En cuanto al supuesto seguimiento a la vicepresidenta de la República y compatriota Marisol Espinoza, rechazo tajantemente que ello se haya producido”, agregó en tono enérgico.

Humala, un ex militar que llegó a la presidencia tras abandonar sus ideas radicales de izquierda, afirmó que ha dispuesto la apertura de la DINI a todas las investigaciones en el Congreso y en el Ministerio Público, para que de encontrarse alguna irregularidad se apliquen las más “drásticas” sanciones.

“Esta apertura incluirá un amplio acceso a la información clasificada pertinente”, dijo el presidente Humala, cuya aprobación a su gestión cayó en enero 5 puntos porcentuales a 25 por ciento, según una encuesta publicada el fin de semana.

Las denuncias en la prensa han generado fuertes criticas de la oposición, y en el Congreso se ha solicitado la presencia de la primera ministra Ana Jara para que explique la actuación y financiamiento de los servicios de inteligencia.

Representantes del Gobierno no han descartado la existencia de empresas privadas que prestarían servicios de seguimiento para vender información de interés industrial o político.

“La probable existencia de servicios de investigación privados ajenos a la actividad de Gobierno no debe manchar la buena conducción de los servicios de inteligencia”, dijo el presidente Humala.

A fines del siglo pasado se destapó en Perú una gran red de espionaje liderada por el ex asesor de inteligencia Vladimiro Montesinos, que derivó en un escándalo de corrupción y en la renuncia del ex presidente Alberto Fujimori. Ambos están actualmente presos.

Tras estos eventos, los gobiernos posteriores desactivaron los servicios de inteligencia e hicieron una profunda reforma, pero según investigaciones judiciales muchos agentes despedidos estarían trabajando para empresas privadas de seguridad. (Reporte de Marco Aquino; editado por Hernán García)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below