Nuevo programa EEUU no disparará exportaciones de biodiésel argentino, requisitos siguen estrictos

miércoles 28 de enero de 2015 16:56 GYT
 

BUENOS AIRES/NUEVA YORK, 28 ene (Reuters) - Estados Unidos aprobó un programa alternativo de Argentina para evaluar los estándares de su biocombustible, pero eso no generará grandes cambios en las exportaciones de biodiésel del país sudamericano porque los requisitos estadounidenses siguen siendo estrictos, dijeron el miércoles las partes involucradas.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) estadounidense informó el martes la aprobación de una solicitud argentina para un método alternativo para el monitoreo de biomasa, lo que había generado expectativas de un crecimiento de los embarques de biodiésel del país austral a Estados Unidos.

Pero un día después, tanto la EPA como el titular de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio) dijeron que el cambio no tendría un impacto significativo para Argentina, el mayor exportador mundial de biodiésel en base a aceite de soja.

"Lo que hizo la EPA fue aprobar un esquema específico que fue sugerido por Carbio y que está adaptado a la realidad productiva nuestra, pero que no deja de tener todas las exigencias de trazabilidad que tenía el esquema anterior", dijo a Reuters Luis Zubizarreta, presidente de Carbio.

"Argentina ya venía exportando biodiésel a Estados Unidos y vamos a seguir exportando volúmenes no muy diferentes a los que veníamos registrando", agregó el titular de la cámara, que estimó las exportaciones de biodiésel del 2015 a Estados Unidos en no más de 300.000 toneladas.

De acuerdo con datos de Carbio, en 2014 Argentina envió 200.000 toneladas de biodiésel a Estados Unidos, una pequeña parte de los cerca de 1,4 millones de toneladas de la totalidad de las exportaciones del combustible el año pasado.

A su vez, un funcionario de la EPA salió a disipar temores de productores estadounidenses que habían manifestado preocupación respecto a que una mayor importación de biodiésel argentino pudiera afectar su porción del mercado.

"No creemos que este cambio vaya a responder a la pregunta sobre si importar de Argentina o no", dijo el miércoles Byron Bunker, director de Cumplimiento de la oficina de Calidad de Transporte y Aire de EPA.

El funcionario agregó que el programa de monitoreo asegura una supervisión "rigurosa" para determinar que la soja usada en el biocombustible sea cultivada en campos que no fueron deforestados.

Prácticamente todo el biodiésel argentino es elaborado en base a aceite de soja, otro producto cuyas exportaciones lidera Argentina a nivel internacional.

El martes, la Junta Nacional de Biodiésel (NBB, por su sigla en inglés) de Estados Unidos había dicho que la medida del EPA abriría las importaciones a fabricantes de biocombustibles de América del Sur con "muy poca supervisión o verificación" de que el combustible sea elaborado de acuerdo con estrictas normas. (Reporte de Maximilian Heath en Buenos Aires y Chris Prentice en Nueva York; Editado por Maximiliano Rizzi y Silene Ramírez)