ANÁLISIS-Tras década de oro, 260.000 mln dlr de deuda emergente podrían convertirse en "ángeles caídos"

viernes 30 de enero de 2015 11:18 GYT
 

Por Sujata Rao

LONDRES, 30 ene (Reuters) - Tras una década dorada de mejoras, la calificación crediticia de varias economías en desarrollo se arriesga a volver a la categoría de "basura", con grandes costos potenciales para cerca de una décima parte de los bonos en circulación de estos mercados.

Destacados fondos de inversión y de pensiones tienen reglas que les impiden tener deuda si no está clasificada como grado de inversión por al menos dos de las grandes agencias, y varios países están en riesgo por problemas que van desde los castigados precios de las materias primas a inestabilidades políticas.

Rusia se convirtió esta semana en la primera de las grandes economías que pierde la categoría de grado de inversión en Standard & Poor's, por primera vez en una década.

Si Moody's y Fitch hacen lo propio, los inversores conservadores que no pueden tener títulos "basura" -o de carácter especulativo- deberán vender. JPMorgan calcula que deberán deshacerse de 6.000 millones de dólares en deuda del Gobierno ruso en euros y en la divisa estadounidense.

Pero es probable que Rusia tenga compañía. Bonos soberanos y corporativos valorados en unos 260.000 millones de dólares -cerca de una décima parte de la deuda en circulación de los mercados emergentes (ME)- corren peligro de ser relegados a categoría de basura, según David Spegel, de BNP Paribas, que califica a estos créditos como "ángeles caídos".

Y lo que es peor, cerca de 1 billón de dólares está calificado como "BBB" o "BBB-", los dos escalones más bajos en el grado de inversión. Después de esos escalones, se inicia el estadio de basura o "alto rendimiento".

"Tras un año de turbulencias políticas y caída de los precios de las materias primas, el cielo está en llamas con los ángeles caídos de los mercados emergentes", dijo Spegel.

Los modelos elaborados por analistas de Bank of America/Merrill Lynch muestran que hay riesgo de degradación en Brasil, Rusia, Turquía, Sudáfrica e Indonesia.   Continuación...