2 de febrero de 2015 / 8:19 / hace 2 años

Bolsas de Asia ceden luego de que datos chinos decepcionan

3 MIN. DE LECTURA

Por Lisa Twaronite

TOKIO, 2 feb (Reuters) - Las bolsas de Asia languidecían el lunes después de que la última estimación de la actividad del sector fabril de China aumentó la preocupación por la segunda mayor economía del mundo.

El nuevo Gobierno izquierdista de Grecia comenzó una campaña para convencer a una escéptica Europa de que acepte un nuevo acuerdo de deuda, mientras empieza a desmantelar las medidas de austeridad impuestas en virtud de su acuerdo de rescate existente.

Atenas busca acabar con el acuerdo existente con la "troika" integrada por la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional cuando su plazo de ayuda expire el 28 de febrero.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón caía un 0,1 por ciento.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio bajó un 0,7 por ciento a 17.558,04 puntos. El índice compuesto de Shanghái restó un 2,4 por ciento a raíz de las cifras pesimistas de China.

La lectura final del índice de gerentes de compras (PMI, por su sigla en inglés) elaborado por Markit HSBC/Markit fue de 49,7 en enero sobre una base ajustada estacionalmente, justo por debajo del nivel de 50,0 que separa el crecimiento de la contracción.

La cifra publicada el lunes fue ligeramente inferior a una lectura preliminar de 49,8.

El PMI oficial dado a conocer el domingo cayó a 49,8 en enero, un último bajo visto en septiembre del 2012 y por debajo del nivel de 50 puntos. La contracción inesperada fue la primera en casi dos años y medio, y las empresas ver más oscuridad por delante.

La última serie de datos decepcionantes se suma al debate sobre cómo y si Pekín podría acelerar la relajación de la política monetaria, en momentos en que la mayoría de los economistas de los bancos piden una combinación de recortes de las tasas de interés y aumento de la liquidez.

En Wall Street el viernes, los principales índices bursátiles de Estados Unidos registraron pérdidas de la semana y el mes, avivados en parte por la preocupación sobre la débil demanda en el extranjero. El S&P 500 bajó un 3,1 por ciento en enero, su mayor caída mensual en un año.

El estado de ánimo de aversión al riesgo pesó inicialmente sobre el dólar, que cayó a un mínimo de dos semanas de 116,64 yenes, ya que los inversores prefirieron el atractivo perenne de refugio seguro de la moneda japonesa.

Pero el dólar recortó unas pérdidas tempranas y más tarde subía un 0,1 por ciento a 117,61 unidades.

El euro también recuperaba algo del terreno perdido después de tocar un mínimo de una semana de 130,11 unidades , y subía un 0,3 por ciento a 132,99 yenes. Contra el dólar, el euro subía un 0,2 por ciento a 1,1306 unidades.

Los precios del petróleo se deslizaban luego de que los débiles datos económicos avivaron la preocupación acerca de la demanda.

El crudo Brent de Londres restaba un 2,1 por ciento a 51,86 dólares el barril, mientras que los futuros del petróleo en Estados Unidos caían un 2,5 por ciento a 47,05 dólares. (Reporte adicional de Pete Sweeney en Shanghái. Editado en español por Carlos Aliaga)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below