Policía brasileña cita a tesorero de partido gobernante en investigación de Petrobras

jueves 5 de febrero de 2015 11:06 GYT
 

SAO PAULO, 5 feb (Reuters) - La policía federal brasileña citó el jueves a João Vaccari Neto, el tesorero del partido gobernante, para interrogarlo en una investigación de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, en momentos en que la pesquisa se amplía para incluir a operadores políticos.

"Queremos saber sobre donaciones que él solicitó, legales o ilegales, a personas que tenían contratos con Petrobras", dijo el fiscal Carlos Fernando dos Santos Lima en una conferencia de prensa en Curitiba, donde se lleva adelante la investigación.

La policía y la fiscalía hallaron evidencia de que ex ejecutivos de Petrobras y compañías que tenían contratos con la empresa canalizaron el pago de sobornos al Partido de los Trabajadores (PT) de la presidenta Dilma Rousseff y a sus aliados en el Congreso.

La investigación se ha convertido en el mayor escándalo de corrupción de Brasil y llevó al arresto de ejecutivos en las principales empresas de ingeniería del país. También resultó en la renuncia de la presidenta ejecutiva y otros directivos de Petrobras el miércoles.

La policía federal dijo en un comunicado que se habían entregado otras cuatro órdenes de arresto el jueves y que 18 personas fueron citadas a dar testimonio. Los fiscales dijeron que Vaccari, quien no ha sido acusado aún de ningún delito, estaba entre los convocados.

La última fase de la investigación identificó a 11 nuevos sospechosos, entre ellos Vaccari, quien habría entregado fondos robados de Petrobras y las empresas de ingeniería a políticos y miembros del partido. El esquema habría continuado en el 2014, dijo Lima.

Como tesorero del partido, Vaccari era responsable de solicitar donaciones para la campaña de Rousseff para las elecciones presidenciales del año pasado. Una portavoz de prensa del PT en Brasilia dijo que el partido no tenía comentarios.

Rousseff ha negado tener conocimiento del escándalo de corrupción y pidió una investigación a fondo, pero la pesquisa se ha convertido en un gran dolor de cabeza para la presidenta pues ella encabezó la junta directiva de Petroleo Brasileiro SA , nombre formal de la compañía, entre 2003 y 2010 cuando ocurrió gran parte del supuesto fraude.

La policía dijo que unos 200 oficiales participan en la última etapa de la operación en los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro, Bahía y Santa Catarina.

La investigación está basada en Curitiba, donde el primer movimiento irregular de fondos fue descubierto. Se espera que la Suprema Corte en Brasilia, el único tribunal en el que se puede juzgar a políticos bajo la ley brasileña, abra un caso tras el feriado de carnaval más adelante este mes.

(Reporte de Walter Brandimarte, Caroline Stauffer y Gustavo Bonato, editado en español por Patricia Avila)