Construcción de regasificadora de Uruguay se demora, estará operativa en 2016

miércoles 11 de febrero de 2015 16:35 GYT
 

MONTEVIDEO, 10 feb (Reuters) - La finalización de las obras de la terminal marítima de gas natural licuado de Uruguay será demorada hasta comienzos de 2016 debido a errores de diseño detectados en el proyecto del contratista, dijo a Reuters una fuente.

La edificación y operación de la nueva terminal de recepción y regasificación está a cargo de GNLS, un consorcio conformado por la francesa GDF Suez y la japonesa Marubeni , que encomendó la construcción de escollera y muelles de atraque a la brasileña OAS.

"El final de la obra civil estaba pautado para julio de 2015 y las demoras llevarían a terminarlas en marzo o abril de 2016", dijo a Reuters una fuente con conocimiento del proyecto bajo condición de anonimato.

Ello repercutirá directamente en un atraso de abastecimiento a la eléctrica estatal UTE y a la petrolera Ancap, que tenían previsto comenzar a utilizar las instalaciones a mitad de año con un buque regasificador arrendado hasta la incorporación de la nave definitiva en noviembre de 2016.

"Si bien cualquier retraso es un problema, no va a tener un impacto significativo en el abastecimiento de la demanda (energética) y tampoco en el costo (de generación)", explicó el vicepresidente de UTE, César Briozzo.

Mientras tanto se seguirá apelando a fuentes eólicas, hidráulicas y térmicas.

Por su parte, Ancap necesitará que se sigan importando entre 50.000 y 300.000 metros cúbicos diarios de gas desde Argentina para el uso en hogares.

Reuters se comunicó con GNLS pero la compañía declinó hacer comentarios sobre los plazos de la obra.

Las demoras se deben a problemas de diseño y construcción detectados por la certificadora belga Seco. Ante la falta de correspondencia con el proyecto original, GNLS debió suspender sus operaciones hasta realizar las correcciones necesarias para proseguir.

Ante esto, el subcontratista OAS comunicó al sindicato de la construcción el envío a seguro de paro de 200 de los 700 trabajadores de la obra.

La planta, que contará con una capacidad de regasificación máxima de 10 millones de metros cúbicos diarios, demandará una inversión de unos 1.200 millones de dólares. (Reporte de Malena Castaldi; Editado por Silene Ramírez)